Diario del Cesar
Defiende la región

Suerte de Ley Estatutaria de la JEP quedará en manos de la Corte Constitucional

282

Las últimas 72 horas han ‘enredado’ más la suerte de la Ley Estatutaria de la JEP. El martes luego de una conflictiva sesión se logró la votación de las mismas, 47 votos porque se hundieran y 34 para que fueran aprobadas, sin embargo, ahí fue en donde surgió la nueva discusión, porque en criterio de parte de la mesa directiva y del uribismo, los votos mínimos para aprobar o hundir las objeciones son 48 votos, esto luego de sacar a 13 senadores que están impedidos.

Pasará un tiempo largo para que en el Congreso de la República se vuelva a vivir el trámite de una norma que lleve más de dos años de discusión y que haya generado tanto enfrentamiento político como la ley estatutaria de la JEP, la cual ahora intenta superar la votación de las objeciones presidenciales a dicha ley.

Las últimas 72 horas han ‘enredado’ más la suerte de la misma. El martes luego de una conflictiva sesión se logró la votación de las mismas, 47 votos porque se hundieran y 34 para que fueran aprobadas, sin embargo, ahí fue en donde surgió la nueva discusión, porque en criterio de parte de la mesa directiva y del uribismo, los votos mínimos para aprobar o hundir las objeciones son 48 votos, esto luego de sacar a 13 senadores que están impedidos.

Aunque el tema se pretendió discutir en la sesión de este miércoles, le surgió un problema de fondo, no estuvo agendado en el orden del día lo que suscitó otro posible vicio en la discusión. La sesión de este primero de mayo comenzó al iniciar la tarde, pero en poco tiempo fue suspendida ante la decisión del presidente Ernesto Macías de intentar buscar un acuerdo político entre todos los partidos para decidir si las objeciones se podrían volver a votar.

Previo a eso un grupo de senadores, en cabeza de Roy Barreros, apelaron la determinación de Macías en la noche del martes cuando dijo que la votación no permitía tener una decisión de fondo, ni se hundieron ni se avalaron, lo que obligaba a volver a hacer una segunda votación como lo dice el reglamento. Para estos senadores las objeciones fueron negadas.

También ese sector reclamó que se permitiera que Antanas Mockus, el saliente senador de la Alianza Verde (el Consejo de Estado anuló su elección) pueda votar porque formalmente no ha sido notificado de la decisión, ni tampoco se ha dado aval para que su reemplazo, Jorge Guevara, se pueda posesionar.

El expresidente y senador Álvaro Uribe, aseguró que la propuesta de quienes están a favor de las objeciones es que se logre un acuerdo entre todos lospartidos, incluyendo las Farc, para negar cinco objeciones, pero sólo aprobar la referente al tema de la extradición, es decir, que no se prohíba la misma a losnarcotraficantes que se han colado en los listados de desmovilizados. Esa postura fue rechazada por el partido de las Farc, que consideró que eso cambia la esencia de los acuerdos de paz que ellos firmaron para lograr su desmovilización.

Luego de más de tres horas de suspendida la sesión, Macías retomó la misma y dijo que por un error el tema no fue incluido en el orden del día, por lo que se corrió para el jueves para las nueve de la mañana.

Frente a la propuesta de lograr una salida concertada, el senador Roy Barreras, sostuvo que “ayer ganamos y se  negaron las objeciones, el presidente desconoció ese triunfo, yo apelé esa decisión y no le dio trámite a la  misma, mientras que eso no ocurra no podrá votar el plan nacional de desarrollo ni ninguna otra ley, levantó la sesión además un anuncio, mañana entonces tendrá que votar mi apelación porque sino seguirá frenada toda la agenda legislativa”.

El presidente del Senado, tras la frustrada sesión sostuvo que “son errores que se comenten, involuntarios además, creíamos que como se votó anoche y la secretaría no anunció anoche y por eso será mañana que lo estudiaremos y seguiremos con el plan nacional de desarrollo”.

PREVIAMENTE

En los pocos minutos que hubo de la sesión habló la senadora Marítza Martínez, del Partido de la U, quien en la noche del martes se salió en el momento de la votación. Se defendió al asegurar que no le dejaron intervenir para defender su posición de no estar a favor de que se le de aval a los narcotraficantes de queno sean extraditados. El senador José Name, también de la U y que no votó ayer, señaló que negará cinco de las seis objeciones y que sólo dará el si a la referente al tema de la extradición, por lo que pide que se voten de forma separada las mismas.

También llegó a la sesión la liberal Laura Fortich, quien ayer no estuvo en el momento de la votación y que de abrirse la misma hoy negaría las objeciones. Si votan todos los liberales se llegaría a los 48 votos.

Por el lado de Cambio Radical la senadora Ana María Castañeda, quien también se retiró minutos antes de votar anoche, en un comunicado aseguró quevotará siempre y cuando se haga una a una.

En una reunión que hubo en la mañana de éste miércoles entre los expresidentes César Gaviria Trujillo y Álvaro Uribe para intentar un acuerdo sobre las objeciones a la ley estatutaria de la JEP, la misma ratificó las posturas ya conocidas, el liberalismo no acompañará los reclamos presidenciales a esa ley.

Según trascendió, en la cita entre los dos exmandatarios el jefe liberal le expresó que “Álvaro prefiero que me derrote en la plenaria pero me mantengo firme con la paz”.

FERIA DE VICIOS

Pero en medio de esta discusión, en especial en lo sucedido en las tres sesiones de esta semana se han advertido varios posibles vicio que se han dada a estas objeciones. Uno de ellas, la que se evidenció este miércoles que el proyecto no fue incluido en el orden del día.

También que el presidente Macías votó algunas objeciones cuando debía haberse abstenido de votar, porque en ese momento ya estaba recusado sobre su proceder.

Un aspecto más que se indicó habría viciado la discusión de las objeciones se habrían cambiado algunos  impedimentos de senadores, quienes adujeron queno tenían razón para que se los mantuvieran, pero que en criterio de algunos senadores como Gustavo Petro la mismas no han cambiado, motivo que les obliga a estar por fuera.

Otro error, que la secretaría general del Senado habría interpretado de forma equivocada, fue la normatividad del quorum de la votación, luego de losimpedimentos, como también la citación a los senadores, que como en el caso de Antanas Mockus, no se le ha decretado de forma plena que perdieron su curul.

Toda esta situación llevará que se la Corte Constitucional la que decida qué pasar con la estatutaria de la JEP, esto porque además hace dos meses la misma precisó que sin importar que las objeciones fueran negadas o aprobadas, el expediente de este proceso se debía remitir a la corporación. Este paso es cada vez más claro que se debe dar así mañana jueves la plenaria del Senado finalmente hunda las objeciones./Colprensa