Diario del Cesar
Defiende la región

Kennedy Space Center: 60 años asombrando e inspirando

15

Así, durante seis décadas, se ha dado apertura a las puertas del Kennedy Space Center Visitor Complex, que este año se encuentra celebrando sus 60 años de actividades, inspirando a nuevas generaciones con toda su historia sobre la carrera espacial de Estados Unidos.

Un complejo de la Nasa para visitantes, ubicado estratégicamente en Marriott Island, junto a las instalaciones del Centro Espacial Kennedy, uno de los puntos fundamentales de la carrera espacial en la actualidad. Además, se encuentra el Cabo Cañaveral, donde se realizan los lanzamientos espaciales.

Ubicado a tan sólo 45 minutos vía terrestre desde el Aeropuerto de la ciudad de Orlando (Florida), se requieren al menos de dos días para realizar una visita minuciosa por todas las atracciones relacionadas con el fascinante mundo de la exploración espacial. Si se busca un lugar tan entretenido como inspirador y educativo, esta puede ser una excelente opción.

Un maravilloso viaje por el ingenio humano, por los últimos 60 años en donde la Humanidad ha logrado traspasar las fronteras naturales. Una oportunidad para inspirar a los niños y mostrarles que vale la pena apostarle a la ciencia, mientras que para el adulto, es la posibilidad de recuperar la capacidad de asombro. Equipos creados por el hombre operan en la lejana Marte, pero aún no se ha llegado a lo más profundo del océano.

Los niños son los más entusiastas. Casi en cualquier parque de atracciones del mundo pueden ver un modelo de cómo es un cohete. En el Kennedy Space Center Visitor, la mayor parte de los cohetes hicieron parte del programa espacial, muchos de ellos con varias misiones encima.

Muy cerca de la Capital Mundial de los Parques de Atracciones, Orlando, llenos de lugares que no parecen reales, sino escenografías, el complejo de visitantes de la Nasa está lleno de asombrosa realidad, comenzando con el Rocket Garden, con una exposición al aire libre de cohetes históricos que llevaron a los estadounidenses y a satélites al espacio. Los niños, muchos de ellos llevando el uniforme de los astronautas de la Nasa, pueden caminar entre los históricos cohetes. En el jardín todos son originales, excepto el Mercury-Atlas, que es una recreación pero a escala real.

También está El Salón de la fama de los Astronautas de Estados Unidos, donde se rinde homenaje a los valientes hombres y mujeres que han explorado el espacio. Además, cuenta con exposiciones interactivas, vídeos y objetos en honor a cada uno de los participantes, que celebran sus increíbles logros. Sus trajes, cascos y otros elementos que fueron utilizados en el espacio.

Uno de los capítulos más importantes del programa espacial ha sido la era de los Transbordadores, que nació de la búsqueda de optimizar los viajes espaciales, bajar los costos, y con el propósito, a largo plazo, de iniciar en ellos el turismo espacial.

Toda esa historia se encuentra en una de las unidades de este complejo, donde se pueden conocer los detalles de todos sus viajes, los logros, pero también un homenaje a las víctimas de dos de los desastres más dolorosos de la historia de la Nasa: Challenger y Columbia.

Allí también se podrá vivir la experiencia de simular el lanzamiento de un transbordador, y poder ver y conocer el interior del Atlantis, con 33 misiones entre 1985 y 2011.

Otro momento en la carrera espacial que merece un lugar especial dentro de este complejo de visitantes es el Centro Apolo, quizás por donde podrían comenzar la visita para quienes quieren hacer un recorrido de manera cronológica por la historia de la Nasa.

En una instalación de 9290 m² se construyó especialmente para albergar el vehículo de lanzamiento Saturno V restaurado. Los visitantes también pueden presenciar otras exposiciones relacionadas con el programa Apolo, el programa desarrollado en la década de los sesenta, vital en la carrera espacial frente a la Unión Soviética durante la Guerra Fría, para poder llegar hasta la luna, como lo hizo el Apolo 11 en 1969.

NUEVAS ATRACCIONES

Desde hace un poco más de un año, los visitantes al Kennedy Space Center Visitor Complex disfrutan de la nueva atracción: Gateway, a través de la cual se puede explorar el futuro de los viajes espaciales.

Una experiencia inmersiva donde descubrirán las innovaciones actuales y futuras de vanguardia en la exploración espacial de la mano de la Nasa y sus socios comerciales. Además, podrán ingresar a un puerto espacial (Spaceport) del futuro y embarcarse en uno de los cuatro viajes inolvidables a mundos lejanos en un recorrido inmersivo.

En el ‘Spaceport KSC:’, los visitantes se embarcarán en uno de los cuatro viajes espaciales al ingresar al puerto espacial del futuro. Los cuatro viajes distintos se presentan en varios lugares a lo largo del camino. Inicialmente hay pantallas en la pared de la rampa destacando los viajes y sus destinos que son visibles desde el Pabellón de Exposiciones (Exhibit Hall).

Los viajeros estarán rodeados de imágenes y sonidos, además de ser envueltos por la vibración atmosférica. Al llegar al arco del portal de operaciones en el nivel superior, las imágenes gráficas de los recorridos se muestran como grandes carteles para ayudarlos a elegir su viaje preferido antes de ingresar al vestíbulo del puerto espacial. Hay cuatro opciones: Cosmic Wonders, Daring Explorers, Red Planet o Unexplored Worlds. Cada destino permite la posibilidad de una experiencia diferente con cada visita.

Hace tan sólo algunos días, se presentó la nueva experiencia de bienvenida  (Kennedy Entry Experience) una actualización en la plaza de entrada a los visitantes. Se trata de un LED cuenta con una pantalla de video de 3,000 pies cuadrados que cuenta la historia de la NASA: pasado, presente y futuro, con una tecnología que llama la atención y hace que las imágenes parecen saltar de la pantalla.

Dos veces al día, incluída en el boleto básico, se puede disfrutar de una charla con un astronauta que hizo parte de alguna de las misiones de la Nasa, pero para los más fanáticos, pueden comprar el ingreso para disfrutar de un almuerzo con él.

Dentro del complejo, existe una zona a la que no muchos visitantes tienen acceso, y es la zona educativa a la que acceden estudiantes que pueden conocer mucho más de los programas de la Nasa, como algunas de las pruebas que realizan los astronautas, y experimentos que se han desarrollado en el espacio exterior.

Cada vez que se realiza un lanzamiento en Cabo Cañaveral, el Kennedy Space Center se viste de fiesta, siendo el lugar ideal para poder apreciarlo. Hoy en día, se pueden presentar de dos a tres lanzamientos por mes.

BOGOTÁ, (Colprensa).-