Diario del Cesar
Defiende la región

Vallenatos se sumaron a la marcha nacional para exigir la renuncia del Fiscal General

254

La ciudad de Valledupar no fue indiferente a lo que se presento en otras ciudades del país que marcharon para exigirle al fiscal General de la Nación, Néstor Humberto Martínez, que renuncie a su cargo por su relación con el caso Odebrecht, pese a que fue declarado impedido.

De acuerdo con la integrante de Colombia Humana en el Cesar, Piedad Ramírez Ariza, dirigentes sociales y políticos de diferentes organizaciones sociales políticas alternativas, así como sindicatos, gremios y un grupo de estudiantes de la región alzaron su voz de protesta frente a las instalaciones de la Fiscalía de Valledupar.

“La idea era hacer una manifestación de carácter simbólica con velas y pancartas alusivas a la exigencia que le hacemos al Fiscal General de la Nación que renuncie a su cargo, porque consideramos que desde el punto de vista ético está inhabilitado, puesto que requiere de toda la prestancia ética y moral y él no la tiene”, dijo Ramírez Ariza.

La denominada ‘Marcha de las linternas’ surge por las supuestas conexiones que podría tener el funcionario con el caso de corrupción de Odebrecht en Colombia. “Cuando un funcionario importantísimo como el fiscal es altamente cuestionado, lo más ético y estético es que se haga a un lado”, indicó Fabián Sanabria, sociólogo y profesor de la Universidad Nacional de Colombia y uno de los promotores de la marcha.

Los organizadores de la marcha también indicaron que, de manera simultánea, esta convocatoria se dio con los episodios presentados en otros países, relacionados con el escándalo de corrupción.

En este sentido explicó que estas convocatorias surgieron en las redes sociales por la indignación que ha generado el actuar de Néstor Humberto Martínez ante un “evidente conflicto de intereses” en el caso de Odebrecht para omitir información y así beneficiar a un grupo de personas.

Sanabria aseguró que las respuestas del Fiscal General cuando se destapó el escándalo evidenciaron que existió un interés para ocultar esta información.

“La idea es que podamos iluminar con linternas a la lámpara, como dicen los pelados, de Néstor Humberto Martínez a ver si siente un poco de pena ajena”, acotó.