Diario del Cesar
Defiende la región

EE.UU. se enfrenta de nuevo a la violencia de supremacistas blancos

201

Los supremacistas blancos representan un amenaza creciente en Estados Unidos donde, alimentados por una retórica racista y antisemita fácilmente accesible en internet, cada vez pasan más a la acción.

El último ataque en esta línea tuvo lugar el pasado sábado cuando un hombre abrió fuego en una sinagoga californiana provocando la muerte de un fiel y tres heridos. Si su fusil de asalto no se hubiera atascado, probablemente el balance habría sido mucho mayor.

Su autor, detenido poco después, es John Earnest, un joven estadounidense de 19 años desconocido por los servicios policiales. Una carta escrita por él en la que elogia los ataques contra dos mezquitas perpetrados en Nueva Zelanda (15 marzo, 50 muertos) y contra una sinagoga de Pittsburgh (27 octubre 2018, 11 muertos), había sido publicada en línea poco antes del tiroteo.

“Es algo más que un discurso de odio”, estimó Rita Katz, directora de SITE, un organismo que supervisa los movimientos extremistas. “Es un producto de la ideología del nacionalismo blanco, que utiliza una jerga, unos argumentos y unas referencias a internet bien específicas”.

“Esto prueba de nuevo hasta qué punto esta retórica de extrema derecha es peligrosa e inspira la violencia”, agregó en una serie de tuits.

De hecho, el observatorio de grupos extremistas Southern Poverty Law Center estima en 81 las personas muertas en Estados Unidos desde 2014 a manos de “individuos influenciados por la derecha radical”, y asegura que el año 2018 ha sido “el más mortífero”, con una cuarentena de víctimas.

Los judíos han pagado el precio más alto de los últimos ataques, pero ese odio apunta también a negros, musulmanes, inmigrantes, mujeres, homosexuales, al Estado federal… John Earnest asegura en su manifiesto que él intentó, incluso, incendiar una mezquita a finales de marzo.

En el seno de la extrema derecha blanca, “hay muchos movimientos, facciones”, explica a la AFP Daryl Johnson, especialista de las violencias extremistas de la sociedad asesora DT Analytics. En el Ku Klux Klan, por ejemplo, “hay antijudíos y antinegros”, señala.

Pero sea cual sea el blanco de su predilección, estos grupúsculos comparten el mismo miedo a la inmigración y al multiculturalismo.

Estas ideas no son nuevas en Estados Unidos, donde el médico eugenista (la eugenesia es la aplicación de las leyes biológicas al perfeccionamiento de la especie humana) Madison Grant publicó en 1916 “El declive de la gran raza”, que ha vuelto a entrar en vigor en todo el mundo occidental gracias a internet.