Diario del Cesar
Defiende la región

Marido celoso mató a su esposa a cuchillo

664

María Claudia De La Rosa Estrada, de 28 años, fue asesinada a puñal ayer por su esposo, Ayrton Martínez Ardila, de 33, quien luego de cortarle el cuello y apuñalarla en el tórax, intentó suicidarse con el arma homicida.

Luego del crimen, el asesino trató de quitarse la vida.

Lo que inició como una celebración para una familia residente en el sur de Valledupar, a tempranas horas de este domingo terminó convirtiéndose en una tragedia, luego de que un hombre de 33 años asesinara a su esposa con un cuchillo.

La mujer en vida respondía al nombre de María Claudia De La Rosa Estrada, de 28 años, quien fue herida dos veces en el tórax y recibió una profunda cortada en el cuello que le causó un serio compromiso de sus órganos vitales, produciendo su muerte pocos minutos después.

El hecho ocurrió pasadas las 6 a. m. de ayer en el apartamento 301 de la torre 17 de la urbanización Lorenzo Morales de esta capital, cuando los vecinos del sector apenas se despertaban; aunque en esta ocasión, alarmados por los incesantes gritos que salían del inmueble.

Estos afirmaron que desde la noche del sábado la pareja había departido cerca de la vivienda y más tarde decidieron regresar a casa para descansar, pero que de un momento a otro y al calor de los tragos, empezó un escándalo en ese sitio.

La discusión siguió aumentando hasta que Ayrton Martínez Ardila, de 33 años, compañero sentimental de la hoy occisa, tomó un cuchillo y sin piedad alguna la hirió repetitivamente, pese a que esta intentó huir por el pasillo hacia las escaleras, dejando tras de sí un camino de sangre.

Ello motivó a los residentes de ese barrio a intervenir para ayudarla, y usando la moto de uno de los vecinos, la trasladaron hasta la Clínica Santa Isabel, donde falleció pese a los esfuerzos que hicieron los galenos por salvarla.

TRATÓ DE SUICIDARSE

Sin embargo, no lograron detener a su agresor, quien aparentemente escapó hacia un lote enmotado, y perturbado por los recientes acontecimientos, con el mismo cuchillo se auto infligió varias puñaladas en el cuello, en el tórax, los brazos, la pierna derecha, y una en el abdomen que le produjo exposición visceral.

En ese momento una llamada al 123 de la Policía alertó a los uniformados que llegaron al sector e iniciaron los actos urgentes del caso, y tras realizar una búsqueda del homicida, lo hallaron malherido.

Por ello lo trasladaron rápidamente hacia el mismo centro asistencial, donde al cierre de esta edición permanece en delicado estado de salud, aunque bajo la custodia policial. En ese lugar ha sido sometido a diversos exámenes para verificar las profundidades de las heridas y se está a la espera de su recuperación para ser presentado a la justicia, para responder por el delito de feminicidio.

“Eso sucedió muy rápido, ese tipo tenía el cuchillo en la mano y nadie se le metía por miedo”, dijo un morador de la zona quien prefirió omitir su identidad.

Sobre la víctima se conocía que era oriunda de Chimichagua, era ama de casa, vendía empanadas en la urbanización, convivía con su asesino desde hacía más de una década y tenían dos hijos de 10 y 11 años.

LAS REACCIONES QUE HA DEJADO EL HECHO

Al respecto el comandante operativo de Policía Cesar, coronel Fredy Delgado, aseguró que se cuentan con testimonios de la comunidad que permitirán tener mayores argumentos para señalar al sospechoso del crimen y con ello, lograr que sea enviado a prisión.

“El hombre ya está capturado y estamos a la espera de que los médicos den el visto bueno para empezar el proceso de judicialización, pero mientras tanto se está haciendo el seguimiento. Los menores quedarán bajo custodia de sus abuelos”, dijo el oficial.

A su vez, Elvira Antonia Estrada, madre de María Claudia, dijo quecomo pareja tenían un hogar pacífico y aunque se habían dejado por varias semanas, hace algún tiempo, decidieron volverlo a intentar.

“Ella vivía normal con él, vivían bien, se veían como una pareja normal, no formaban pleito ni alguna clase de algarabía, él no la maltrataba. Parece que estaban tomando anteriormente. Era una hija amable y buena, la vamos a sepultar en Valledupar”, dijo la progenitora.

¿ERA VIOLENTO?

Sin embargo, lo dicho por la madre difiere de las manifestaciones realizadas por los moradores de Lorenzo Morales, que indicaron que la pareja siempre estaba en discusión ya que el marido celaba demasiado a la víctima.

“Ese tipo no lo soltaba para nada. Ayer la gente se quiso meter, pero nadie se atrevía, porque estaba como estaba loco. Todos están tristes por eso, porque ese man mató a Claudia, que además de querida era muy simpática”, dijo un morador.