Diario del Cesar
Defiende la región

Ozuna: ¡una ‘vaina loca’ en Valledupar!

340

Ozuna ‘enloqueció’ a los asistentes al Parque de la Leyenda Vallenata/Richard Dangond.

POR
NIBALDO RAÚL
BUSTAMANTE DE LA CRUZ

El Parque de la Leyenda Vallenata vibró con un espectáculo inédito, de aquellos que convierten al artista y al público en un solo protagonista. Ozuna puso a cantar a miles de seguidores en un escenario abarrotado para deleitarse con las canciones del reguetonero puertorriqueño.

Canciones con toques sensuales untadas de un baile que no cae en el morbo, pero sí en un estilo propio de alguien que comienza abrir camino en su estilo y género musical.

Su repertorio ‘enloqueció’ literalmente a quien disfrutaron de la segunda noche de festival. A las 11:50 de la noche del sábado anterior, Ozuna inició su concierto en un escenario en el que solo los grandes  reciben los aplausos de reconocimientos y elogios. “Buenas noches Valledupar, buenas noches”, fueron las palabras del artista puertorriqueño precedidas de un juego de electrónica, baterías y guitarras  típico de este estilo musical. Esta vez no hubo pistas sino un espectáculo en vivo de aquellos que nunca se olvidan.

EL REPERTORIO

Única, fue el tema con el que abrió su mágica presentación teñida de un éxtasis musical consumido entre gritos y melodías entonadas  en el tradicional género.

Vestido con pantaloneta rosada playera, en cuya silueta resaltaba el amarillo, azul y rojo colombiano, Ozuna saltó al escenario para interpretar su extenso repertorio entre los que se destaca Me niego a perderte, Quiero repetir, Taki taki, Corazón de seda, Ocasión, En la intimidad y Una vaina loca, entre otras.

Un sombrero sabanero en escena del artista de ojos claros que recientemente ‘tocó el cielo’ al arrasar en los  premios Billboard de la Música Latina, al quedarse con 11 estatuillas, aterrizó su canto en lo autóctono, tal vez para descollar un símil musical con el entorno que lo rodeaba.

Celulares encendidos engalanaron las graderías por más de hora y media; las canciones del boricua fueron entonadas por seguidores de todas las edades como queriendo hacerle competencia a la vallenata. Seguramente no hubo celos de quienes parrandean en el cielo porque el paso fugaz del artista de música urbana solo fue un pretexto para el deleite del público.

Su nombre de pila es Juan Carlos Ozuna Rosado y se le conoce en el movimiento urbano como “el negrito de los ojos claros”. Este escribe canciones desde los 12 años y en el 2014 lo firmó la disquera Golden Family Records, además comenzó a subir su música a redes sociales. Su música se hizo famosa en Puerto Rico y Latinoamérica. Ha recibido apoyo y colaboración de Daddy Yankee. Inicialmente su música se inclinaba más a temas sobre armas, drogas y la calle, de hecho hizo colaboraciones con Anuel AA, pero luego dio un giro a temas sobre relaciones amorosas con alto contenido sexual y explícito.

LOS VALLENATOS

La parrilla de artistas en el segundo día de festival estuvo complementada por Diego Daza, tal vez la figura más promocionada del momento en la música vallenata. Su éxito La soltería recibió la acertada respuesta del público.

El Pulmón de Oro Poncho Zuleta no desentonó con todo su reconocido repertorio musical en cuyo intermedio apareció en tarima un indígena Arhuaco para compartir con el cantante. Peter Manjarrés e Iván Villazón también engalanaron la noche madrugada en el Parque de la Leyenda Vallenata.