Diario del Cesar
Defiende la región

Violencia durante la jornada de paro

220

Fuertes disturbios se presentaron en Bogotá durante las marchas de trabajadores, estudiantes, profesores e indígenas este jueves en el marco del paro nacional convocado por sectores sociales para protestar contra las políticas sociales y económicas del presidente Iván Duque. Se trata de la primera huelga nacional que enfrenta el Gobierno iniciado en agosto pasado.

El paro nacional que se desarrolló este jueves en Colombia, que fue convocado por diferentes sectores sociales del país, transcurrió durante la mayor parte del día con normalidad, en medio de cánticos en rechazo al Plan Nacional de Desarrollo, el asesinato a líderes sociales y la falta de garantías para la educación, que fueron los temas que motivaron la protesta.

Campesinos, estudiantes, maestros, centrales obreras e indígenas fueron los rostros protagonistas de una primera parte de este paro, que al caer la tarde presentó desmanes en Bogotá. A la par, críticas sobre si se justificaba o no este paro fueron atacando a quienes lo promovían e, incluso, con señalamientos de un trasfondo político con el ambiente detrás de las elecciones locales.

Pese a este panorama, los manifestantes, que comenzaron a congregarse desde a las 9:00 de la mañana en diferentes puntos del país, se mantuvieron en firme en que el Plan Nacional de Desarrollo del Gobierno Nacional, y que se tramita actualmente en el Congreso de la República, incorpora una reforma laboral y pensional, que termina generando una mayor desigualdad en Colombia.

Tras finalizar la jornada de movilizaciones, el presidente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Diógenes Orjuela, calificó de “positiva” y destacó que se dieron más de 100 movilizaciones en todo el país. “Los que salimos a protestar por un mejor país lo hacemos de forma ordenada y pacífica para mostrar la inconformidad de lo que promueve el Gobierno Nacional”, manifestó.

Para el dirigente sindical, en el plan de desarrollo se permite la contratación por debajo del salario mínimo y elimina el sistema de seguridad social para los trabajadores, con lo que perderían su derecho a pensión, riesgos laborales, licencias de maternidad, paternidad e incapacidades, y el derecho a la afiliación a Cajas de Compensación Familiar.

“La movilización del día de hoy está motivada en los contenidos gravísimos del PND. Por lo tanto, mientras esto no se debata con los colectivos, para ver en que se puede enriquecer, las movilizaciones y el paro son legítimos en sus razones de ser”, agregó el directivo gremial.

Sin embargo, la ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez, había respondido que el paro nacional tiene un trasfondo político y tiene apoyo de la oposición, para mostrar que la administración de Iván Duque, supuestamente, carece de gobernabilidad.

A su turno, la líder estudiantil Jenifer Pedraza, respondió a quienes señalan de politizado el paro que la discusión sí debe darse en esos términos, porque engloba al PND y al Presupuesto General de la Nación donde, según la vocera, no están siendo contemplados los acuerdos pactados con los estudiantes en diciembre de 2018.

“Los estudiantes salimos hoy junto con los trabajadores, pero nosotros seguimos haciendo clase. La única forma de movilizarnos es en un paro, porque es de máxima presión para que el Gobierno nos vea y nos escuche siempre manteniendo el dialogo. Esta lucha plantea un modelo diferente al del plan de desarrollo y una discusión política. Esto es una discusión política, porque tiene que ver con el presupuesto general del país”, agregó Pedraza.

Sin embargo, la movilización de este 25 de abril para el experto en educación, Julián de Zubiría, se cumplieron con las condiciones necesarias en materia de pacifismo y destacó que este sector quedó “muy mal” abordado en el PND, al no incorporar el Plan Decenal ni las variables claves de la calidad.

“Hay orden presidencial para no incluir el término paz en los programas de gobierno. Eso es muy grave para el desarrollo nacional. En toda la sección de educación no aparece una sola vez el término paz. Lo único por resaltar es el apoyo a las universidades públicas que lograron los estudiantes con sus masivas y pacíficas manifestaciones a fines de 2018”, agregó de Zubiría.

 

¿QUÉ VIENE?

De acuerdo con el vocero de la CUT, este viernes los distintos sectores sociales que participaron de la protestas sostendrán una reunión, donde evaluarán cómo avanza el Plan Nacional de Desarrollo y otra posible movilización para este primero de mayo, cuando las centrales obreras también salen a marchar.

 “Miraremos cómo será nuestro próximo accionar el primero de mayo y esperamos que haya mucha más movilización y otro paro. Mientras el Gobierno siga haciendo trucos con este PND, que no ha sido consultado con quienes debe ser, nosotros seguiremos dando la lucha”, concluyó Orjuela.

El panorama nacional se vivió sin mayores complicaciones a excepción de congestiones viales. En la Guajira, las movilizaciones se desarrollaron desde el Parque Entreríos hasta el parque Almirante Padilla. En el Atlántico, los manifestantes participaron desde Colegio Inem Calle 30 hasta la rotonda del barrio Simón Bolívar.

En Cauca, los manifestantes salieron desde la Iglesia Santo Domingo y de allí partieron a una concentración en el centro de la ciudad, con un recorrido por las principales calles hasta el parque principal de Popayán.

Caldas vivió la concentración entre el parque Ernesto Gutiérrez hasta la Alcaldía de Manizales. Casanare, por su parte, partió desde el Parque Resurgimiento hasta la Gobernación. Cesar desde la Plazoleta del Sena administrativo carrera 19, pasando por la glorieta de la María Mulata, Hospital Rosario Pumarejo de López, Gobernación del Cesar, siguiendo por la calle 16 hacia la Alcaldía.

Entre tanto, en Córdoba los manifestantes se aglomeraron en la Glorieta de las Vacas hasta llegar al parque Laureano Gómez frente a la Gobernación. En Huila, se concentraron en el Parque del Amor y la Amistad, con llegada al Parque Santander. En Magdalena, en el Parque San Miguel hasta la Alcaldía Municipal. En Meta la ruta estuvo marcada desde el Centro comercial Primavera Urbana hasta el Parque Central.

En el Quindío se desarrollaron dos puntos de encuentro: Plaza de Bolívar en Armenia y en la Universidad del Quindío, recorrido por el centro de la ciudad y retornan a la Plaza de Bolívar. En San Andrés y Providencia, concentración en la Casa del Educador y el parque Man of War. Valle, Sameco hacia el Centro Administrativo Municipal de Cali.

En Antioquia, como ya es tradicional, la movilización partió desde el Parque de los Deseos de Medellín, con un recorrido por Carabobo, Avenida oriental San Juan hasta el Centro Administrativo Alpujarra.

Boyacá tuvo movilizaciones frente a la Universidad UPTC, con recorrido por glorieta norte, Avenida Maldonado, carrera décima hasta Plaza de Bolívar. Caquetá, con concentración en el colegio Normal Superior pasando por la Gobernación hasta la Alcaldía Municipal de Florencia. En Chocó, la concentración fue en el Parque Centenario.

Finalmente, en Risaralda se organizó una Asamblea en la Plaza de Bolívar y en Cartagena en el sector Plazoleta India Catalina llegando hasta la glorieta de la entrada del barrio Bocagrande, retornando y terminando en la Plaza de la Aduana.

 

ENFRENTAMIENTOS EN BOGOTÁ 

Pese a que el paro transcurrió con normalidad, el panorama se vio oscurecido cuando las movilizaciones llegaron a la Plaza de Bolívar, en Bogotá, donde terminaron en enfrentamientos con el Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) de la Policía Nacional, quienes respondieron con agresiones de bombas molotov, gases lacrimógenos e insultos que terminaron con varias afectaciones a los bienes públicos y heridos.

Respecto a estos hechos, el directivo de la CUT manifestó que esto se aparta de lo que realmente fue la manifestación, destacando que quienes luchan por un cambio en el país lo hacen con el rostro destapado y no cubierto, como los manifestantes de los desmanes presentados al caer la tarde.

“Todos los que luchamos por un cambio lo hacemos con la cara destapada, con nuestra garganta, planteando nuestras consignas sin enfrentarnos con violencia. Eso no es de la marcha y no nos pueden adjudicar eso a nosotros. La escena de nuestra movilización es luchar en multitud contra el contexto, pero siendo nosotros, son hechos aislados alejados de los motivos de nuestra movilización que mancharon la última parte. Desde los que propusimos este paro todo transcurrió con normalidad”, explicó.

A su turno, Julián de Zubiría expresó que los violentos lograron lo contrario a lo que buscan: deslegitimar las protestas. “Profesores y estudiantes tienen todo el derecho a protestar, siempre y cuando lo hagan de manera masiva, argumentada y pacífica. Por eso, entre todos tenemos que aislar a los encapuchados que lanzan piedras en lugar de proponer ideas y soluciones”, apuntó.

Dentro de los enfrentamientos varios fotógrafos resultaron heridos, entre ellos el reportero gráfico de la Agencia de Noticias Colprensa, quien fue agredido por un miembro de la Policía Nacional y resultó con afectación en su cara y su pierna izquierda.