Diario del Cesar
Defiende la región

Judicializan a exalcalde y exsecretario de Curumaní

518

Ante un juez de la República en el Palacio de Justicia de Valledupar fue presentado el exalcalde de Curumaní y elexsecretario de hacienda de esa misma población, sindicados de realizar un fraude mediante el que, supuestamente, lograron apropiarse de recursos públicos de ese municipio durante el periodo en que fungieron como funcionarios.

Se trata de Jesús Esteban García Pedrozo, quien en la etapa inicial del período 2012-2015 fue secretario de planeación de ese municipio pero en septiembre de 2014 fue designado como alcalde de Curumaní mediante resolución emitida por el gobierno del exgobernador Luis Alberto Monsalvo; y de Gabriel Jesús Lugo Socarrás, quien se estaba a cargo del manejo de las arcas de esa municipalidad, en la secretaría de hacienda.

Los antes mencionados fueron detenidos en atención a ordenes de captura emitidas por la justicia, a raíz de las investigaciones adelantadas por la Fiscalía 12 Seccional adscrita a la Unidad de Delitos contra la Administración Pública, por hechos presuntamente ocurridos en agosto de 2015, cuando se suscribió y se pagó la cuantía de un contrato que al parecer, nunca se cumplió.

El primero fue aprehendido en la mañana del martes por personal del CTI en carreteras de Pelaya, en medio de planes de control vial cuando este se movilizaba en un automóvil por la vía San Roque – La Mata, mientras que al segundo lo detuvieron en su residencia, ubicada en el conjunto cerrado Altavista, de Valledupar.

 

LA SUPUESTA IRREGULARIDAD

Durante las audiencias concentradas realizadas ante el Juzgado Segundo Penal Promiscuo Municipal con Funciones de Control de Garantías de Valledupar, la Fiscalía en cuestión le imputó cargos al exmandatario por los delitos de peculado por apropiación en concurso heterogéneo con celebración contrato sin cumplimiento de requisitos legales y falsedad en documento público, mientras que al otro indiciado solo le endilgó la segunda conducta mencionada. Ambos se declararon inocentes.

Lo anterior es el resultado de una investigación que surgió por una denuncia proveniente de la Contraloría General de la República, Gerencia Departamental Cesar, en virtud del hallazgo que fue identificado durante la auditoria gubernamental que del 7 al 15 de septiembre de 2017 realizó la Oficina de Control Fiscal al contrato de prestación de servicios profesionales 155 del 21 agosto de 2015.

Dicho convenio efectuado entre Jesús Esteban García Pedrozo, actuando como alcalde encargado del municipio de Curumaní, y Esneider Figueroa Barrios, en calidad de abogado contratista, tenía como objeto la ‘prestación de servicios profesionales y asesorías de apoyo a la gestión de la Secretaría de Tránsito Municipal, a fin de crear alternativas para hacer más eficiente administrativa, financiera y económicamente ese organismo’, por un valor de 18 millones de pesos, a un plazo de 20 días.

“En los documentos del proceso contractual, encontramos que la firma original de la secretaria de tránsito, quien figura en todos los documentos que hacen parte de este contrato, únicamente fue impresa en la solicitud de registro y disponibilidad presupuestal, Los demás documentos, tales como los estudios previos, no están firmados. Por su parte, el acta de inicio, el informe final de supervisión, acta de recibo final y liquidación del contrato en mención, aparecen con la rúbrica de la funcionaria municipal, Ximena Carrillo Rodríguez. Sin embargo, esta manifestó que esa no era su firma y que la misma había sido falsificada. Así mismo asevera que las actividades contempladas en la minuta del contrato nunca fueron ejecutadas en dicha sectorial, tal y como se  desprende de la respectiva certificación suscrita por ella en su calidad de secretaria de tránsito municipal”, señaló el acusador.

 

¿DE QUÉ LOS ACUSAN?

Aunado a lo anterior, indicó que el exalcalde junto con el contratista realizaron una contratación de mínima cuantía a través de ese convenio que, supuestamente, nunca se ejecutó en los términos acordados, ‘lo que denota un acto de mala fe, toda vez que utilizaron el nombre de la secretaria de tránsito municipal de Curumaní para justificar una contratación de tal naturaleza, falsificando documentos que sirvieron de prueba para apropiarse finalmente de una suma de dinero de los recursos propios del municipio, y lo hicieron con la cooperación del secretario de hacienda municipal, Gabriel Jesús Lugo, quien autorizó con su firma al Banco BBVA para que hiciera efectivo el pago a favor de Figueroa Barrios desde la cuenta corriente a nombre del municipio’.

Finalmente, la Fiscalía resaltó que de acuerdo a la respuesta emitida por la entidad bancaria el 28 de septiembre de 2018, las únicas firmas autorizadas para ordenar pagos desde esa cuenta era la del entonces alcalde y el secretario de hacienda, quienes habrían suscrito el comprobante de egreso 1207 de septiembre 10 de 2015, mediante el cual se ordenó a BBVA para que hiciera efectivo el pago a Esneider Figueroa por valor de $14.760.000, teniendo en cuenta las deducciones de ley a la cifra inicialmente mencionada.