Diario del Cesar
Defiende la región

´No bajar la guardia ante ola invernal´

231

La Ungrd resaltó que todas las situaciones han sido manejadas y han contado con respuesta oportuna por parte de las autoridades regionales y del Gobierno Nacional. Colombia tiene, en este momento, 60 municipios en alerta por posibles deslizamientos, según el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), lo que muestra que la primera temporada de lluvias ya se acentúo.

Las alertas continúan y, por esto, se mantienen por riesgos de deslizamientos, sobre todo en el Caribe colombiano

Para salvaguardar la vida e integridad de las personas durante la temporada invernal no se puede “bajar la guardia; hay que tener muy activas las alertas permanentemente, sobre todo la comunidad”, dijo el Ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Ricardo José Lozano.

El titular de esta cartera advirtió que cada región debe “reconocer que son vulnerables, que están en zonas de riesgo, para evitar la pérdida de vidas de los colombianos”.

Según las autoridades de atención del riesgo, las alertas continúan y, por esto, se mantienen por riesgos de deslizamientos, sobre todo en Cundinamarca, Antioquia, Tolima, Boyacá, Huila, Santander, Cauca, Nariño, Meta y Caquetá.

Con base en la información reportada por la Unidad de Gestión de Riesgos y Desastres (Ungrd), en lo corrido de abril se han registrado 111 eventos en 85 municipios del país: en 34 poblaciones, por movimientos en masa; 32, por inundación; 25, por vendaval; 17, por avenida torrencial (arroyos en vías), y 3, por tormenta eléctrica.

La Ungrd resaltó que todas las situaciones han recibido manejo y han contado con respuesta oportuna por parte de las autoridades regionales. Sin embargo, cuando sobrepasan la capacidad que tienen las regiones, tienen el apoyo del Gobierno Nacional.

 

LLUVIAS HASTA JUNIO

Colombia tiene, en este momento, 60 municipios en alerta por posibles deslizamientos, según el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), lo que muestra que la primera temporada de lluvias ya se acentúo.

Esta empezó a mediados de marzo y se extenderá, de acuerdo con el reporte del Ideam, hasta mediados de junio, lo que permite ver que el próximo mes y medio lloverá.

Por esta situación es recurrente que los torrenciales aguaceros se sientan en todas las regiones del país, salvo en la Orinoquia, lo que también genera alerta por posibles deslizamientos, pues las montañas se hacen más vulnerables con la caída de agua.

Así las cosas, las zonas que sentirán mayores volúmenes de lluvias están ubicadas en las regiones Caribe, Andina, Pacífica y Amazónica, particularmente entre los días miércoles y sábado próximos.

Por otra parte, indica el Instituto, también hay alertas por posibles incendios forestales, en especial en las regiones Caribe y Orinoquia, así como en Boyacá, vinculados principalmente al Fenómeno de El Niño.

Yolanda González, directora del Ideam, habló sobre la primera temporada de lluvias de este año también coincidió con El Niño.

¿Cuál es el panorama?

“Estamos en plena temporada de lluvias, la cual ha venido transcurriendo desde mediados de marzo en el sur del país, el centro de la región Andina, y desde principios de abril ingresó al Caribe. Las lluvias también llegarán al archipiélago de San Andrés”.

¿Con la llegada de las lluvias se incrementan las alertas o es temeroso asegurar esto?

“Naturalmente aumentan. Tenemos en sectores del Valle, especialmente en Roldanillo. También en la Amazonia, el Pacífico y la Orinoquia. En la región Andina tenemos, pero por crecientes súbitas en ríos de alta pendiente”.

¿Y por deslizamientos de tierra hay alertas?

“Claro, especialmente en Antioquia, Boyacá, Huila, Norte de Santander y Tolima, en el pie de monte amazónico y Chocó. También, hay alertas en Córdoba y Tolima porque la saturación de las zonas altas ha empezado a sentirse en la región Andina”.

En cuanto a sequía, ¿cómo está la situación?

“Se mantiene en La Guajira, aunque por fortuna hemos tenido aguaceros en la región. En general, podemos decir que se generalizó la primera temporada de lluvias en todo el territorio nacional”.

¿Cómo podemos explicar que, pese a que está El Niño, también se tenga una temporada de lluvias?

“Los fenómenos de variabilidad climática, como El Niño, tienen otras escalas, con etapas de desarrollo y consolidación, debilitamiento y finalización, esos son su ciclos básicos. Aunque dependen de que variables como la temperatura del océano y los vientos se mantienen por un tiempo determinado, pues logra consolidarse y madurar. Colombia, al ser tropical, está influenciado por condiciones atmosféricas de los dos hemisferios (sur norte). Por ejemplo, las regiones más impactadas por El Niño fueron Caribe y los Llanos, pero en el Pacífico llovió fuerte y tuvimos crecientes, por ejemplo, del Río San Juan”.

¿Qué tiempos tendrán, tanto El Niño como la primera temporada de lluvias?

“Climatológicamente, nuestra primera temporada va de mediados de marzo hasta mediados de junio, siendo los picos más altos entre abril y mayo. Estamos en uno de los meses más lluviosos del año y estaremos acompañados de alta nubosidad y presencia de lluvias y tormentas eléctricas, con vendavales y granizadas”.

¿Y El Niño?

“Seguimos monitoreándolo, para saber qué puede pasar, aunque hay que dejar claro que este fenómeno no inhibe las temporadas de lluvias, pero debemos prepararnos para esos extremos de lluvias, pues pueden caer aguaceros durante cinco o seis horas, con volúmenes superiores de 100 milímetros cúbicos, cuando lo normal es que sean de hasta 15 o 20 milímetros”. /Colprensa