Diario del Cesar
Defiende la región

Secretario de la OEA pide más sanciones a Venezuela

262

El secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, pidió más sanciones económicas y un eventual uso de la fuerza para resolver la situación en Venezuela, un proceso que estimó “difícil”.

Venezuela, sumida en una debacle económica sin precedentes en la historia reciente de la región, vive desde enero un pulso por el poder entre el jefe parlamentario Juan Guaidó, reconocido como presidente interino por Estados Unidos y más de 50 países, y el mandatario Nicolás Maduro, aferrado al cargo con apoyo de los militares y de Rusia y China.

Almagro, que apoya la transición hacia nuevas elecciones propuesta por Guaidó, dijo al participar en un foro en Washington que la comunidad de naciones debe apelar a todas las herramientas disponibles en el marco del derecho internacional para “restablecer la democracia” y atender “la crisis humanitaria” en Venezuela.

“La decisión de permitir que narcodictadores permanezcan en el poder es escandalosa (…) y debemos pensar en algunos instrumentos de derecho público internacional, como la intervención humanitaria bajo la ‘responsabilidad de proteger’, para enfrentar el caso venezolano”, dijo.

“Simplemente no podemos dejarlo como está”, afirmó, en el encuentro organizado por el Centro Brandemas de la Universidad de Nueva York, en Washington DC.

La “responsabilidad de proteger”, o R2P por su sigla en inglés, es un compromiso político asumido en 2005 por Naciones Unidas para prevenir graves violaciones a los derechos humanos. Después de la mediación y las sanciones económicas, incluye un recurso final: el uso de la fuerza, que sólo puede ser autorizado por el Consejo de Seguridad de la ONU.

Almagro, que ya llamó meses atrás a cumplir con este compromiso pero rechazando “inequívocamente” un “ataque armado ilegal”, insistió este miércoles con la opción de una intervención humanitaria bajo los términos de la R2P.

El secretario de la OEA afirmó que negarle esta posibilidad al pueblo venezolano no sólo es “política y éticamente inaceptable”, sino “contra la ley”.

“No debemos dudar al respecto”, dijo, e instó a aplicar esta herramienta “de la manera correcta”.