Diario del Cesar
Defiende la región

Campesinos y cafeteros a paro nacional

280

El líder y fiscal de Dignidad Cafetera Nacional, Carlos Arturo López Ríos, aseguró en medio de la marcha cafetera y agraria que se cumple en la capital quindiana que se decretó el paro nacional agropecuario cafetero, debido a que el gobierno nacional no solucionó los requerimientos solicitados hace un mes en Pereira.

A través de una carta firmada por el líder de dicha agremiación, los campesinos de Colombia le solicitaron al presidente Iván Duque Márquez una ayuda urgente para el sector cafetero del país, especialmente para los pequeños caficultores, quienes son los más afectados por la actual situación, de acuerdo con lo manifestado en el recorrido.

 “Le estamos pidiendo al presidente que nos atienda a una comisión desde el Quindío y en horas de la tarde decretaremos el paro nacional agropecuario cafetero, porque el gobierno tuvo tiempo desde hace un mes que nos reunimos en Pereira con el ministro de Agricultura y no solucionó lo que habíamos determinado”, declaró López Ríos.

Para el líder de Dignidad Cafetera, los campesinos de Colombia “están en movilización nacional desde este mismo momento, porque el presidente le dice a la opinión pública que está dispuesto al diálogo social, que no a las vías de hecho, pero no se hace nada. Nosotros somos personas campesinas, civilizadas, de bien, pero no se ha reunido con nosotros”.

Agregó que desde este miércoles se fija la hora cero del paro nacional campesino agropecuario, tal como se realizó en 2013 y 2014. “El gobierno actual como el anterior saben que la problemática del café no se soluciona con pañitos de agua tibia. La problemática del café es profunda y realmente los campesinos colombianos estamos aguantando hambre, somos tres veces más pobres que las personas de las ciudades”.

Según el vocero y líder de la marcha, el tema principal que tiene que solucionar el gobierno nacional es que se destinen realmente los 250 mil millones de pesos para la caficultura, porque, asegura, hasta la fecha ningún campesino de Colombia ha recibido dinero de ese subsidio. “No hemos recibido un solo peso, el anuncio es una cuestión mediática”.

La medida que tomarán los cafeteros y demás campesinos colombianos es un hecho y aseguran que “vamos a hacer un nuevo paro nacional si el presidente no abandera la lucha y se sienta con nosotros a dialogar antes de las vías de hecho, pues la carta que le enviamos al presidente es respetuosa y queremos que atienda el diálogo social que ha prometido”.

Desde Dignidad Cafetera informaron que todo campesino caficultor del país que esté recogiendo la cosecha está perdiendo entre 15 y 20 mil pesos por arroba. Es decir, entre más produce más pierde y creen que el gobierno se dedica a hablar con la federación y con algunos congresistas sobre posibles soluciones, pero al final no hay nada de fondo.

 “Necesitamos el precio de estabilización, pero no el precio como la ley lo concibe, porque estamos llenos de leyes. Lo que necesitamos es el dinero en el Plan de Desarrollo que dé la garantía de que esa ley va a ser efectiva”, aclaró López Ríos.

También manifestó que “queremos que ser veedores del dinero que se destine para tal fin, que se coordine con Dignidad Cafetera para que estos dineros lleguen a las bases cafeteras y no solamente a la burguesía de la federación y que el dinero quede plasmado en el Plan de Desarrollo porque si no esto será un saludo a la bandera”.

Unos 5.000 campesinos arribaron a la capital quindiana desde los departamentos de Huila, Tolima, Risaralda, Caldas, Cauca, Nariño y Valle, quienes por más de dos horas marcharon por las principales calles de la ciudad milagro y finalizaron el recorrido en la plaza de Bolívar, en donde arengaron en favor de la lucha campesina.

´Un país en modo protesta social no beneficia a nadie´

Horas antes de que se inicie el que se ha denominado el ‘Gran paro Nacional’, la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez aseguró que un país en modo protesta social no tiene beneficio para ningún sector.

 “Con el país en modo protesta social se está destruyendo capital, destruyendo vivienda, destruyendo trabajo, se está afectado la credibilidad ciudadana en las instituciones”, agregó la vicepresidenta.

Sin embargo, Ramírez añadió que el Gobierno está convencido de que la protesta social hecha de manera pacífica y constructiva es necesaria en una democracia, pero lo que no se puede permitir es que se convierta en un pretexto para afectar la gobernabilidad, llegar a las vías de hecho, hacerle daño a la economía y afectar los derechos de los demás ciudadanos.

La funcionaria señaló que se quiere un país con diálogo social, pero con la obligación de todos los ciudadanos de respetar la ley de tener una actitud constructiva que busque solución a los problemas nacionales.

“El presidente Iván Duque respeta la protesta social y precisamente para evitar que los ciudadanos tengan que estar protestando quiere anticiparse yendo a las regiones, reuniéndose a través de los talleres Construyendo País, pero también a través de cada uno de los ministerios de dialogar, de buscar escenarios nuevos de reconocimiento y de buscar solución a los problemas de Colombia”, sostuvo.

Este jueves varios sectores se unirán para protestar en contra del Plan Nacional de Desarrollo en las principales vías del país. Entre los protestantes estarán las centrales obreras, agremiaciones indígenas, universidades públicas y campesinos./Colprensa