Diario del Cesar
Defiende la región

EPS Coomeva debe solucionar mal atención a los usuarios

384

Los problemas con Coomeva EPS siguen vigente en Valledupar.  En esta ocasión, se llevó a cabo una audiencia en la Procuraduría de la ciudad en la que se dieron a conocer, nuevamente, las quejas de los afiliados por la falta de contratación con especialistas.

Aunque solo estuvieron presentes cinco usuarios, la lista entregada por Secretaría de Salud Municipal, revela que el número es mayor.

En su intervención, la procuradora regional del Cesar, Margarita Cuenca Urbina, envió un fuerte mensaje a la empresa para que dé pronta solución para garantizar la integridad, salud y vida de las personas.

El sermón también fue extendido a las autoridades competentes: “a los funcionarios públicos los invito a que adopten medidas pertinentes urgentes que salvaguarden los derechos de los afectados”.

Sugirió a la gerente de Coomeva del departamento, quien hacía presencia en el recinto, apuntar los casos expuestos por los usuarios, debido a que son relatos “delicados”, los cuales no deben ser omitidos pese a los problemas económicos que existen.

“Ellos están aportando de sus propios recursos a la salud por medio de esta compañía promotora, el listado de quejas es grande.  Independientemente de la demora en los pago, se debe cumplir con el Contrato de Aseguramiento que se firma al momento de la afiliación”, mismo que señala se prioriza la atención al contribuyente.

 

LO MISMO DE SIEMPRE

Los asistentes no se encontraron conformes  con las conclusiones ya que, aseguran, han recibido los mismos compromisos, pero persisten las irregularidades.

Las denuncias fueron dadas a conocer por familiares de pacientes diagnosticados con enfermedades crónicas como cáncer, infecciones respiratorias y enfermedades degenerativas.

Es el caso de Leidy Argote, usuaria de Coomeva en Valledupar. Su esposo padece de “una enfermedad degenerativa que le afecta las neuronas motoras”, lo cual lo ha llevado a recibir controles por cerca de seis años,  pero hace un año y medio “no recibe atención por expertos en fisiatría, neurología y medicina del dolor”, debido a la falta de convenios con especialistas, según aseguró.

A la historia se le suma la de su hija de 18 años, María Camila Lagos, quien debe asistir a revisión cada tres meses en la ciudad de Cali debido al trasplante de hígado que recibió, pero “se la dan cada cinco meses; ella se ha adelgazado demasiado.  Siguen sin darnos solución”, comentó la afectada.

Por su parte Nuri Mindiola, indicó que vive “en batalla con la EPS” para poder garantizarle estabilidad a su hijo.

El menor sufre de una enfermedad huérfana, degenerativa y catastrófica, a punto de quedar sin tratamiento debido a que la IPS  tratante se niega a su atención por falta la deuda de Coomeva; asegura la negligencia puede ser mortal para el infante.

“Debemos llevar lo más pronto a mi hijo a Bogotá para que le den tratamiento y así, pueda resistir el trasplante de córnea”, sin embargo, aún esperan respuesta de la entidad prestadora de salud.

Otra de las asistentes, quien prefirió no revelar su nombre, dice que su esposo debe trasladarse a la capital del país para continuar con el tratamiento.  Pese a que la EPS autorizó tiquetes para el traslado, “no entregaron viáticos para nosotros movilizarnos al interior, y nosotros somos de escasos recursos, no nos alcanza”.

 

TRABAJARÁN POR LOS DERECHOS

La secretaria de Salud Municipal, Elba Yolanda Ustáriz, y el secretario departamental de Salud, Jorge Juan Orozco Sánchez, estuvieron presentes en la audiencia escuchando atentamente todas las querellas de la comunidad.

Se comprometieron a trabajar sobre la vigilancia de los comportamientos de la EPS y brindar oportunamente solución a los usuarios, sobretodo, los de estado delicado.

Cabe destacar que no es la primera vez que Coomeva EPS se ve envuelta en un escándalo en la ciudad de Valledupar.  Los afiliados en diferentes ocasiones,  han realizados huelgas, protestas y cerramiento de las instalaciones por ser los principales afectados del mal comportamiento económico de la entidad.