Diario del Cesar
Defiende la región

Mató a la amiga por envidia

737

Esta es la menor de 17 años, señalada de ser la determinadora de la muerte de la otra adolescente. En la gráfica se aprecia el momento exacto cuando ingresa a la instalación de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Valledupar, donde fue sometida a exámenes de rigor, tras cometer el crimen.

Los constantes conflictos, al parecer, por envidia, fue lo que motivó a una adolescente a segarle la vida a otra menor de edad, la noche del pasado lunes en la urbanización Las Marías, en el municipio de Manaure, Cesar.

Sarith Patricia Márquez Vergara, de 17 años, falleció a consecuencia de la puñalada en el tórax que le propinó su vecina, una menor de su misma edad, con la cual sostuvo varios enfrentamientos, días anteriores.

Esa noche, la víctima fue a la vivienda de la agresora, porque está, al parecer, reprendió a su hermana, otra menor de edad, pero a cambió recibió una puñalada mortal.

 

LA MADRE DE LA ASESINA LE FACILITÓ EL CUCHILLO

DIARIO DEL CESAR dialogó con el padrastro de la occisa, Luis Eduardo Marín Ospina y dijo al respecto que “no fue un acto de intolerancia, porque a ella no le dio tiempo de nada, la niña agredió a la hermanita menor y Sarith le reclamó porque le había pegado a la hermana que estaba pequeña, le dijo que se metiera con ella que era de su misma edad. Ella no le contestó nada, pero inmediatamente se acercó hacia la mamá, esta le pasa un puñal, ella se le fue encima y la apuñaló” subrayó.

Asimismo expresó que la relación entre ambas familias era amistosa, pero desde hace varios meses, los problemas entre ambas eran repetitivos, a pesar que anteriormente mantuvieron simpatía. “Nos llevábamos bien con ellos, yo hasta trabajaba con el papá de la niña, ella decía a cada rato, “no me cae bien y ya” pero eso no es motivo para uno ir a matar a otro” precisó Marín Ospina.

Mónica Vergara,  progenitora de Sarith, en medio del dolor que le embarga por el crimen de su hija, aseguró que “mi niña no era una niña de pelea, le dije muchas veces a mi hija        que cuando ella se metía con ella que no le prestara atención, que ella la envidiaba, hasta fueron amigas. De un momento a otro le cogió rabia, pero mire hasta donde llegó eso, muchas veces se le colocó la queja a los padres” manifestó.

La presunta responsable del hecho violento al igual que su madre, fueron capturadas en una rápida reacción de la Policía Nacional. La menor de 17 años, fue puesta a disposición de las autoridades competentes, ayer fue conducida a las instalaciones de Medicina Legal y Ciencias Forenses, donde le practicaron los respectivos exámenes de rigor que serán utilizados como elementos materiales probatorios en la judicialización, bajo la ley del menor infractor.

A su vez a la mamá de la sindicada, identificada como Luz Estela León Rodríguez, de 33 años, la aprehendieron  en calidad de coautora y fue judicializada por la presunta comisión del delito homicidio agravado, debido a que fue la persona que le facilitó el objeto cortopunzante ala determinadora de esta crimen, que conmocionó la mencionada población conocida como El Balcón Turístico del Cesar.

 

INTOLERANCIA

Por su parte, el comandante de la Policía del Cesar, coronel Lácides Ramos, dijo al respecto de este fatídico incidente que “se capturó a una menor que estaría vinculada al hecho donde una agrede a otra con arma blanca y se produce su deceso. La recomendación a los padres de familias es que estén pendiente a sus hijos, nunca los descuiden y los tengamos bajos controles en el uso de las redes sociales, para saber cuáles son sus amistades. Uno como padre tiene que bajar los ánimos, este es un caso de intolerancia. La investigación va hasta el final, la aprehensión de la adolescente y la posible captura de la progenitora”.

Las pesquisas del asesinato quedaron a cargo de agentes del Cuerpo Técnico de Investigación de la Fiscalía, quienes condujeron el cadáver hasta la capital del Cesar, donde efectuaron la necropsia de rigor. Los restos mortales fueron entregados ayer a sus familiares, quienes le darán sepultura en la región que la vio morir.