Diario del Cesar
Defiende la región

A sonar los acordeones en la categoría juvenil

302

Con los aires merengue y paseo, se da inicio el día de hoy al concurso de acordeonero juvenil, categoría que reúne a participantes entre las edades de 14 a 18 años que esperan convertirse en los nuevos reyes del festival vallenato en su versión 52.

Desde las 9a.m. hasta las 4p.m., las instalaciones del coliseo de ferias Pedro Castro Monsalvo, recibirá a los concursantes que darán todo de sí en esta primera ronda; dando el ‘pitazo’ inicial a esta festividad.

Valledupar, Aguachica, La Loma (Cesar), Urumita (Guajira),Riohacha; Arjona (Bolívar),Turbaná (Bolívar), Mompox, Cartagena, Sincelejo, San Marcos (Sucre), Tierra Alta (Córdoba), Bogotá, Bucaramanga, Sahagún, Barranquilla, Montería; Ocaña, Barrancabermeja, Tunja, Santa Marta, Caucasia (Antioquia), Villavicencio, Duitama (Boyacá), Cotorra (Córdoba), Corozal Coveñas, Soacha y Turbaco, entre otras municipalidades, estarán representados en esta categoría.

El día de mañana, la competencia sigue con la entonación de los aires de puya y son; posteriormente se darán los resultados de quienes pasan a la segunda ronda que se desarrollará el día viernes 26 de abril.

En esta,los participantes deberán prepararse para interpretar los cuatro aires: merengue, paseo, puya y son.  Y de este modo, estarán a unos pasosde ser coronados como los reyes juveniles del 2019.

Este título fue logrado el año inmediatamente anterior por el acordeonero Yerson Robles Peña, oriundo de Barrancabermeja.

Un merengue de ‘Núñez León’, el paseo ‘Ni tú ni yo’, la puya ‘Déjala Vení’ y el Son ‘El Pájaro Carpintero’, le dieron la mejor calificación y lo desplazaron hacía los cinco finalistas.  Y fue así como ocupó el primer lugar en la tarima ‘Colacho’ Mendoza.

 

LOS ACOMPAÑANTES

Según lo establece el reglamento de la Fundación de la Leyenda Vallenata, para la categoría juvenil la fórmula del participante debe estar incluida por un cajero, un guacharaquero y un cantante (opcional); exclusivos del competidor.

Los integrantes, dice el documento, “deberán permanecer integrados sin disolución alguna desde el momento de su inscripción hasta su participación final en el concurso”.

En ese mismo sentido, la norma es clara en acotar que, “la no observancia de esta norma, será causal de descalificación del grupo. Sólo se permitirá el cambio de un integrante en los casos de fuerza mayor o casos fortuitos debidamente probados y autorizados por la Coordinación General del concurso, con la observancia de que el nuevo participante del grupo No debe estar inscrito en ninguna de las otras categorías del certamen”.