Diario del Cesar
Defiende la región

Robaron dos tableros digitales del colegio Consuelo Araujo Noguera

430

Sorprendidos quedaron en la mañana de este lunes los funcionarios de la Institución Educativa Consuelo Araujo Noguera, ubicada en la Ciudadela 450 Años, al suroccidente de Valledupar, quienes cuando se disponían a retomar las actividades pedagógicas tras el receso de la Semana Santa, descubrieron que se había registrado nuevo hurto al interior del plantel.

Así lo confirmó la rectora del colegio, Margarita Londoño, quien dijo a este medio de comunicación que de manera frecuente son blanco de los delincuentes y que los robos al claustro son el ‘pan de cada día’.

En el más reciente, ocurrido aparentemente en la noche del domingo, los delincuentes se llevaron dos tableros digitales, uno de aproximadamente 80 y 55 pulgadas de dimensión, avaluados cada uno en más de 20 millones de pesos, que son usados como recursos didácticos para la enseñanza con los niños.

“El colegio lo están robando casi todos los días. Si no es un aire, son los tubos o el cableado, las llaves de los dispensadores de agua, todo se lo están llevando desde hace rato. De eso se dio cuenta la coordinadora junto con el celador de turno, que llamaron a la Policía para denunciar el robo. Al parecer, ocurrió anoche (domingo) porque durante las rondas del fin de semana aún estaban ahí; los delincuentes cortaron y abrieron las varillas de la ventana del aula múltiple y también las del aula de sistemas, e hicieron el hueco exacto en el lugar donde estaban las pantallas”, dijo la educadora.

Aunado a ello, señaló que el pasado Jueves Santo también les hurtaron los tubos de algunos aires acondicionados, que no pudieron ser extraídos por los ladrones dado que el vigilante de turno alcanzó a notar que se habían llevado algunas piezas y por ello se dio la orden de desinstalar las maquinas.

Tanto este hecho como otros robos que han ocurrido dentro del plantel ya fueron puestos en conocimiento del Secretario de Educación Municipal, Luis Carlos Matute, y de la Policía del Cesar, quien adelanta las investigaciones pertinentes del hecho.

“Las autoridades no nos han brindado las garantías de seguridad necesarias y nos sentimos muy vulnerables, tememos por el momento en que no sea solo un robo sino que puedan atentar contra algún docente o nuestros niños. Además tenemos otro problema, las cámaras de seguridad nos las han dañado, también las lámparas, todos nuestros implementos”, acotó la educadora.

Frente a lo anterior, el secretario indicó que ya se instauraron las respectivas denuncias y se adelantan las gestiones pertinentes con la fuerza pública a fin de lograr el apoyo de más unidades policiales en el sector teniendo en cuenta el grado de inseguridad que se ha registrado.