Diario del Cesar
Defiende la región

Negligencia de EPS Salud Vida podría matar a  Yolmaris

249

En la clínica Médicos de la ciudad de Valledupar, se encuentra internada desde el 25 de noviembre  la menor Yolmaris Silva Martínez, al ser diagnosticada con dos enfermedades; la primera denominada meningitis, una patología producida por un virus infeccioso que afecta el sistema respiratorio del paciente, e hidrocefalia, un padecimiento caracterizado por el aumento del tamaño de la cabeza en recién nacidos.  Junto a su padre, Pedro Silva Martínez, están a la espera de que su EPS, Salud Vida, autorice su traslado a un centro médico de cuarto nivel fuera de la capital cesarense, donde continuaría con el tratamiento.

Según reveló Silva Martínez, la niña “cada día se deteriora más”, debido a que el centro de salud no cuenta con un neurocirujano pediatra para tratar su caso eficazmente.  “La niña está delicada y no podemos seguir esperando la atención de un profesional que no está vinculado a la clínica; el pretexto que tienen desde la administración, es que no consiguen cama desde hace un mes”, relató el padre.

Hace algunos días, se le practicó un cateterismo a la paciente, y desde entonces “la niña empezó a tener unos movimientos rígidos. Los médicos me dicen que ella está reteniendo líquidos en la cabeza.  El cráneo de ella no cede, lo tiene duro, entonces la presión del líquido puede colapsarle el cerebro”, explicó el señor Silva.  Los médicos le han comentado que de no atenderse su caso a tiempo, podría provocarle una asfixia y posteriormente la muerte.

Durante su observación, los médicos decidieron realizarle un traslado a una clínica en el municipio de San Juan del Cesar en La Guajira, pero fue inútil el intento, ya que la menor no recibió el tratamiento adecuado, indicó el padre.

El día de hoy, los familiares de Yolmaris Silva Martínez, realizarán un plantón afuera de las instalaciones de la EPS Salud Vida en Valledupar exigiendo el traslado de la menor a una institución médica de cuarto nivel.  La joven es la segunda hija de cuatro hermanos y reside junto a su familia en el municipio de San Diego.

No recibir atención podría ser mortal para la menor

Según la Pediatra Neonatóloga, Deixi Fontalvo, retardar la atención de la paciente podría dirigirla a un estado  vegetal o coma inducido.  Este se debe a la obstrucción de los conductos que generan el oxígeno en el cerebro, lo que puede provocar que Yolmaris “pierda sus funciones motrices”, como hablar, caminar o moverse, explicó la experta en salud.

La paciente se encuentra conectada a un ventilador para facilitar su respiración, sin embargo, estar más de una semana sujetada a los aparatos, “podría generar infecciones convirtiéndolas en neumonía”.

POR: EDUARDO MOSCOTE SIERRA