Diario del Cesar
Defiende la región

Concejo de Valledupar tiene nueva Secretaria General

313

Según el presidente de la corporación, entre lunes y martes de la próxima semana la nueva funcionaria deberá posesionarse.

Con 15 votos a favor y  cuatro votos en blanco, la abogada Mairy Hernández fue elegida secretaria general del Concejo de Valledupar.

La elección que se dio en medio de la segunda de las tres sesiones extraordinarias convocadas por el alcalde de Valledupar, acaba con el proceso eleccionario que se extendió luego de que una de las dos elegibles renunciara al cargo, y quedara como única elegible Hernández quien en una primera oportunidad obtuvo igual número de votos que el voto en blanco, por lo que la elección tuvo que repetirse este jueves.

Según el presidente de la corporación, concejal Carlos Picón Cortés, el paso a seguir es posesionar a la secretaria electa y esto podría estar dándose el próximo lunes o martes.

“Ya podemos decir que hay Secretaria General para la corporación del Concejo de Valledupar para la vigencia 2019.  Creo que el lunes va a ser la posesión que no será necesario que se haga ante plenaria, sino solamente ante la mesa directiva”, precisó el concejal.

Mairy Hernández es abogada egresada de la Universidad Santo Tomás de Aquino de la ciudad de Bucaramanga.  Dentro de su experiencia profesional cuenta su judicatura en el Juzgado Segundo Administrativo Oral de Valledupar, donde luego fue nombrada de manera provisional en el cargo de sustanciadora, cargo que ocupó por más de un año.  Además, Hernández fue asesora jurídica en las empresas de servicios públicos del municipio de El Paso, Empaso.

“Este cargo lo asumo con absoluta responsabilidad, compromiso, seriedad y disponibilidad para apoyar de manera mancomunada las iniciativas y proyectos propuestos por los concejales y el señor Alcalde”, manifestó Hernández en su discurso en el recinto del Concejo, tras su victoria en el concurso.

Según la nueva Secretaria General del Concejo de Valledupar, no le inquieta el hecho de que la otra elegible, Lisbeth Gaitán, haya renunciado a sus aspiraciones, y, mucho menos, que en la primera elección haya quedado empatada con el voto en blanco.

“Tanto Lisbeth, como los concejales, están en todo su derecho de actuar como a bien tengan”, precisó la funcionaria.