Diario del Cesar
Defiende la región

Festival de la Leyenda Vallenata: origen de otros concursos

452

El festival pedazo de acordeón arranca cuatro días antes del Festival Vallenato, se originó por el descontento por la eliminación de Alejandro Durán en el primer rey de reyes.

POR:
WILLIAM
ROSADO RINCONES

Luego de afianzarse Valledupar como la cuna del Festival Vallenato, después de unas breves escaramuzas en Fundación, Pivijay y Aracataca, todas las miradas se enfocaron  en este certamen y la recién nombrada capital del departamento del Cesar,  por eso, cada año la afluencia era mayor, los músicos llegaban de todas partes, especialmente de la sabana que, tenía intérpretes de renombre, pero con cierta debilidad a la hora de interpretar la puya, el aire más rápido del vallenato.

Esta falencia originó la derrota de grandes figuras, quienes se devolvían a sus terruños con los aplausos, pero sin las coronas, esto fue causando cierto resentimiento no solo en los artistas, sino entre sus seguidores y por eso se gestaron varios festivales en muchas regiones de Colombia, como una manera de desagraviar a sus paisanos.

El primero que armó toldas aparte fue el Festival Sabanero del Acordeón en Sincelejo, al que le metieron unos aires diferentes al vallenato, dándole prelación al porro y a la cumbia, con este certamen, sentían que estaban reparando a los músicos que, según ellos, habían perdido injustificadamente en Valledupar.

Tenían la materia gris que eran sus artífices, pero al final, les faltó organización y apego, ese que le sobraba a los organizadores en Valledupar, por eso, ese intento cayó en mano de políticos y lo acabaron, ha tenido dos interrupciones, la última duró 12 años hasta que volvió en el 2014.

FESTIVAL SABANERO Y OTROS

Este festival nació en el año 1974 después de que habían sucumbido en Valledupar varios sabaneros, entre estos Lisandro Meza, quien fue precisamente el primer Rey del Festival Sabanero del Acordeón en la capital de Sucre. Después se coronaron: William Molina, Andrés Landero, Lucho Campillo, Felipe Paternina, Gilberto Torres, Miguel Durán, Rodrigo Rodríguez, Enrique Díaz, Freddy Sierra, Julio Rojas, Manuel Vega y José Vásquez.

Después de esta rebelión sabanera, se desprendieron festivales en otras categorías en otras poblaciones de la sabana, con el mismo fin de demostrar que en esa tierra, existían talentos que merecían su figuración, aparte de que estos eventos, se convertirían en una fuente de ingreso o de economía de estas poblaciones,  en las que fusionaron sus fiestas patronales con los concursos de acordeones versos y canciones.

De estos acontecimientos, se pueden destacar: El Festival de la Canción Inédita y PiqueriaVallenata en Arenal, Bolívar; Festival de Acordeoneros yCompositores Princesa Baraji, en Sahagún Córdoba; Festival de Acordeoneros y Compositores de Chinú; Festival del Son de Tigre de la Montaña, Festival La Hamaca Grande de Cartagena; el Bolivarense del Acordeón en Arjona, entre otros, sin mencionar los que realizan poblaciones pequeñas en toda la sabana.

LOS GUAJIROS TAMBIÉN CREARON

En el caso de los guajiros, también han mostrado su celo con el Festival Vallenato, y no porque no hayan ganado, porque en la estadística de los triunfadores, hay muchos músicos de esa región del país, la que guarda una gran afinidad cultural con el Cesar, hay que decir que, han ganado de La Guajira reyes como: Colacho Mendoza, Luis Enrique Martínez,  Chema Ramos, padre e hijo; Pangue Maestre, Egidio Cuadrado, Rafael Salas; además de las otras categorías y de compositores y repentistas.

Bajo esa premisa nació el Festival Cuna de Acordeones de Villanueva, cuyos organizadores, querían hacerle honor a esa tierra, de donde han salido los mejores acordeoneros, no solo los participantes en el festival, sino los que están en los grupos comerciales del momento como Emiliano Zuleta, los Romero, Jesualdo Bolaños, Los Maestre, entre otros.

El Festival Cuna de Acordeones se fundó oficialmente en 1969 y se realiza en el marco de las fiestas patronales de Santo Tomás, es considerado el segundo certamen después de Valledupar, y han ganado allí, casi todos los reyes coronados en Valledupar: Jesualdo Bolaño, Álvaro López, Genaro Ramos, Eduardo Dangond, Navín López, Mauro Milián, Franco Roys, Alberto Rada, Orangel Maestre, Gabriel Maestre, Gabriel julio, Julio Rojas; Gustavo Osorio, José María Ramos, Pacho Rivera, Manuel Vega, Sammy Ariza, José Vázquez, Harold Rivera, Almes Granado, Juan David Herrera, Xavier Kammerer, NemerTetay, Víctor Romero, Julián Rojas, Hildemaro Bolaños, Luis Daza, Omar Hernández, Mauricio De Santi, Guillermo Ortiz, Carlos José Mendoza, Carlos Torres, Chemita Ramos y Roberto Kammmerer.

Después de este certamen en Villanueva, surgieron eventos similares en el resto de municipios y ciertos corregimientos de La Guajira, destacándose, el Festival del Retorno en Fonseca, Los Laureles en Distracción, el Francisco ‘El Hombre’ en Riohacha, el del Carbón en Barracas, La Pajará en Riohacha, el del Cantante en El Molino, el de Compositores de San Juan, entre otros.

CANCIÓN PROTESTA

Antes de que se fundarán estos eventos, el compositor Carlos Huertas, en una canción protesta, instó a todos los músicos guajiros a que no participaran más en Valledupar por los resultados que habían dejado por fuera a participantes como Luis Enrique Martínez, a Hernando Marín en inédita en 1977, quien tuvo la osadía de romper el cheque que le dieron por el tercer lugar en canción inédita; y hasta el mismos Huertas se resintió cuando no ganó con el tema ‘Abrazo Guajiro’ que después, lo convirtió en éxito Jorge Oñate con Colacho Mendoza.

Ese tema lo grabó Alfredo Gutiérrez  bajó el título de Documental Guajiro, en el que convoca a la realización de un gran Festival en Riohacha para no volver al Valle a “molestar a Consuelo”:

/Desde la frontera de allá de Varas Blancas

Yo pudiera censar con nombre y apellidos

Cuanta gente que toca, que compone y que canta que recita y que versa y  todos son guajiros

De La Jagua pa Arriba allá en El Plan se encuentran los hijos Simón, de Andrés y Toño Salas

Que con los de Emiliano conllevan en las venas esa herencia cantora de la vieja Sara.

Este paseo a Colacho, que es mi paisano y mi amigo

Lo ha de volver más guajiro

Aunque lo crean vallenato/

Aparte de la Sabana y La Guajira, también sintieron ser parte de territorios preñados de talentos, poblaciones como El Paso, que aprovechó la derrota de Alejandro Durán en el primer rey de reyes y armó su Festival Pedazo de Acordeón, casi en la misma fecha del encuentro con los acordeones en el Festival de La Leyenda Vallenata.

De ahí, se desprendió un concurso similar en el corregimiento de La Loma, en donde quisieron destacar la insigne figura de Samuel Martínez, el autor de la legendaria canción La Loma y quien fue uno de los connotados juglares de la región; además, contribuyó a la consagración del vallenato, al lado de la Dinastía Durán y otros acordeoneros como Pedro Nolasco Martínez, quien era su papá; José Antonio Serna y Octavio  ‘El Negro Mendo’ referentes de esa región del centro del Cesar.

Hasta Barrancabermeja, a pesar de ser territorio santandereano, aprovechó su influencia ribereña para hacer uno de los grandes festivales que aún se realiza en esa zona ‘El Festival del Río Grande de La Magdalena’. Sin desconocer muchos más del interior del país, como el de Nobsa, en Madrid (Cundinamarca), ymuchos más partes de la geografía colombiana, todos son apéndice del Festival de La Leyenda Vallenata.