Diario del Cesar
Defiende la región

Matarife no aguantó los golpes  y murió

331

Guillermo Yara, de 52 años, murió ayer en la mañana en el municipio de La Paz, cuatro meses después de sufrir un aparatoso accidente de tránsito, cuando se desplazaba como pasajero en el vía Valledupar- La Paz. En el siniestro perdieron la vida dos personas más y dejó varios lesionados.

Las graves heridas que padeció un carnicero al sufrir un aparatoso accidente de tránsito el año anterior, en la vía que comunica a Valledupar con el municipio de La Paz, le ocasionó el deceso ayer en horas de la mañana de ayer. En el percance vial perdió la vida un adulto mayor y otro individuo.

El siniestro se produjo el pasado 28 de noviembre. Guillermo Yara, de 52 años, se movilizaba en un vehículo como pasajero, el cual fue impactado por otro automotor que llevaba remolcada una planta eléctrica. En el percance vial ocurrido en inmediaciones de la sede agropecuaria del Instituto Nacional de Aprendizaje, SENA, murió el conductor identificado como Luis Henry Arredondo Noriega, quien quedó atrapado entre las latas de su automóvil por el aplastamiento que generó la máquina y el copiloto que respondía al nombre de Prudencio Ramírez, de 62 años.

Al parecer, la vibración generada por el movimiento conllevó a que la cuerda se rompiera y que la máquina saliera impulsada a gran velocidad hasta que finalmente cayó sobre el carro de servicio particular, produciendo la muerte inmediata de los dos hombres. En el hecho tres personas más sobrevivieron, entre ellos el hoy occiso, que quedó con quebrantos de salud desde el accidente de tránsito y murió ayer a su residencia ubicada en el barrio Fray Joaquín Orihuela localizada en el municipio de La Paz.

Funcionarios de la Seccional de Tránsito y Transportes del Cesar, realizaron la inspección técnica al cadáver y lo condujeron a la morgue de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Valledupar, para la necropsia de rigor.

Guillermo Yara era natural de Huila pero radicado desde hace muchos años en la municipalidad que lo vio morir, era casado y dejó 5 hijos.