Diario del Cesar
Defiende la región

Carolina Gómez, ahora en el papel de villana

41

LA ACTRIZ Carolina Gómez, en su nuevo papel protagónico es una villana que ha sorprendido hasta a sus propios compañeros de set.

Quienes han seguido al detalle la carrera actoral de Carolina Gómez, se van a sorprender con su papel de Martina en ‘Ventino, el precio de la gloria’, donde interpreta a un personaje oscuro de la industria musical.

Una villana que ha sorprendido hasta a sus propios compañeros de set. Aunque trabajan las cuatro integrantes de Ventino, no es la historia real de ellas. Son historias de ficción de jóvenes soñadoras en búsqueda de ser felices haciendo música.

¿Un personaje completamente distinto a lo que Carolina Gómez ha realizado a lo largo de su carrera como actriz?

“Es un personaje que impacta desde el principio pero que va evolucionando a lo largo de la historia y que siento que generará mucha polémica”.

¿Cómo fue la construcción de un personaje como Martina?

“Es uno de los personajes más agotadores que he realizado en mi carrera, porque tuvimos que generar varios mundos. El mundo que ve Martina en su exterior, y lo que ven los demás, es un mundo increíble, pero cuando la puerta de la casa Martina se cierra, vemos un mundo muy oscuro, tanto en lo emocional como en lo psicológico.

Exigió mucho el personaje, con mucha paciencia, pero al final fue un trabajo muy bonito, porque me metí dentro de Martina seis o siete meses de una manera muy profunda, tiempo en el cual guardé mucho silencio, permanecí muy sola, muy aislada, incluso en las grabaciones y en el set traté de estar como todo el tiempo sumergida dentro del personaje”.

¿Fue difícil tomar la decisión de hacer un papel de esta magnitud?

“Creo que es el mejor momento de mi carrera para tomar este tipo de riesgos. Por edad, por vida, por trayectoria siento que estoy lista para arriesgarme y hacer otras cosas. De hecho, estoy buscando personajes que exijan de mí cosas diferentes. Me gusta el riesgo y estoy muy agradecida con Martina, con los escritores y con Dago García, porque ella me ha permitido explorar cosas en la actuación que no había experimentado antes. Creo que me ha permitido jugar con cosas en un personaje que no había hecho en Colombia, porque quizás en Estados Unidos sí lo había hecho, pero con Martina me lo permitieron”.

¿Por qué cree que en Colombia no había tenido la oportunidad de un personaje como Martina?

“Yo creo que cada vez exploramos más con las historias, sobre todo en televisión abierta, que tenía unos parámetros que se regían habitualmente, que tiene todo el sentido por ser una franja familiar, que quizás generaba ciertas limitaciones. Pero cada vez la gente consume más, en especial el contenido internacional y se han abierto a ver el mundo de una manera diferente, y entender que esas historias son historias de ficción.

Creo que de alguna manera como protagonista, siempre me veían atada a los personajes blancos, hasta que un día a alguien se le ocurrió meterme en un personaje más oscuro y se dieron cuenta que no lo hacía tan mal (risas), y ahora me soltaron a Martina en esta serie”.

¿Qué tan difícil es realizar un personaje que nada tiene que ver con Carolina Gómez?

“Lo vuelve más exigente, pero cuando tú arriesgas te estás jugando algo, y cuando lo haces se gana o se pierde, ya veremos qué decide el público”.

Ante tal exigencia, ¿Difícil desprenderse de un personaje como Martina al terminar las grabaciones?

“Martina me desgastó demasiado, Tenía cansancio emocional y psicológico al terminar la historia, que corrí con la suerte de haber terminado las escenas más exigentes emocionalmente, antes de Navidad, días en que me reencontré con mi familia, con mis amigos, el amorcito del bueno, busqué compañía, lo que me permitió desprenderme de Martina desde el agradecimiento y no desde el dolor”.

/Colprensa