Diario del Cesar
Defiende la región

Hidrante mal puesto genera Indignación en la comunidad

330

La plaza Alfonso López sigue generando controversia entre los vallenatos.  En esta ocasión, la polémica se basó en el estado de un hidrante instalado en el piso del lugar.

El objeto de un metro de largo, no se tuvo en cuenta y quedó taponado por las obras de remodelación.

El hecho, de inmediato disparó las opiniones de los ciudadanos, quienes a través de las plataformas digitales circularon las imágenes sobre el estado de la herramienta; rechazando las irregularidades prematuras del proyecto que superó la suma de $10.000 millones.

Aunque se dio apertura al sitio hace tres días sin haberlo inaugurado, “la realidad es que aún existen muchos trabajos sin terminar e inconclusos como el hidrante, sin dejar a un lado alta sensación térmica”, comentó el usuario Noé Fonseca a través de su cuenta en Twitter.

Otros, cuestionaron las inversiones del mandatario e irónicamente preguntaron si necesitará de una suma elevada para su arreglo, “¿el hidrante no estaba incluido en la remodelación? o ¿este pequeño detalle se subsanará cuando se haya hecho la adición del contrato?”, debatió la tuitera Miriam Álvarez.

En ese sentido, y al notar las condiciones de la boca de incendio, algunos vallenatos como Brayan Cortes, aprovecharon para indagar “¿cómo utilizará el Cuerpo de Bomberos la herramienta en caso de alguna emergencia?”.

DIARIO DEL CESAR realizó un recorrido por el mítico lugar para corroborar el panorama; para sorpresa, funcionarios de la Alcaldía se encontraban trabajando en lo que parecía la solución del innegable error.

La ciudadanía no se hizo esperar.  Un gran grupo llegó con curiosidad a confirmar “con sus propios ojos la mala inversión”, que desde ya  afirman, está revelando la calidad de los trabajos y productos utilizados.

La falta de planeación, planificación, inspección y seguimiento, fueron algunas de las respuestas de los entrevistados, sintiéndose “inconformes” e “indignados”, porque la cantidad de dinero invertida contrastaría con lo ejecutado.

“Aunque se estén haciendo reparaciones, solo demuestran que la obra no fue planeada con responsabilidad; después de tanta plata consignada no ha pasado un mes y ya existen gravísimos errores.  Nos debe preocupar que no la hayan inaugurado, pueden venir más adiciones y  deterioros”, explicó Aníbal Ortiz, comerciante.

En ese mismo contexto José Mármol, dice estar “inconforme” por la ‘jugarreta’ hecha a los vallenatos. “Eso es la conclusión de trabajos a la carrera, apresurados; es un proyecto que está en mal estado”, manifestó.

 

‘QUEDÓ SOLUCIONADO’

 

La Secretaría de Obras Públicas en conjunto con Emdupar,  desplazó  operarios a la plaza el día de ayer para que con picos y palas, solucionar el inconveniente.

El secretario de Obras Jorge Armando Maestre le aseguró al medio que “estaría hoy mismo lista (ayer)”.

Explicó que el hidrante se encuentra dentro de las últimas actividades a realizar por el contrato de ejecución de la plaza, pero “nosotros necesitábamos no tener ningún tipo de interrupción por lo menos para la apertura”.

“La obra no ha sido entregada, ni recibida, por tal motivo, están tomando los correctivos al respecto. Es una situación fácil de resolver: es cortar, elevar el punto, elevar la tubería y montar sobre el nivel que nos dio el piso acabado de la plaza”, agregó.

 

YA HA PASADO

 

No es la primera vez que la plaza Alfonso López genera polémicas entre los habitantes.

Desde el anuncio de su cambio y durante su ejecución, temas como el retraso de las obras, el actualizado y desarrollado proyecto; y los elementos a utilizar, generaron inconformidad en los vallenatos, así lo ha manifestado este medio en diversas ediciones.

La obra, que comenzó a ejecutarse dentro de un costo inicial por $8.320 millones, generaría un debate masivo al momento en que el alcalde Augusto Daniel Ramírez, anunciara una adición de cerca de $2.000 millones para la compra de algunos elementos.

El tema generaría preocupación en los vallenatos quienes manifestaban insistentemente que el diseño no era semejante al valor restante, que con lo agregado ronda en los $10.000 millones.

La Procuraduría anunció investigar el proyecto por sobrecostos en obras, como lo habrían anunciado medios de comunicación.  En el documento, exponía las razones de la inspección.