Diario del Cesar
Defiende la región

Escándalo en Argentina por abusos de pediatra

172

BUENOS AIRES AFP

Testimonios públicos de cuatro víctimas de abuso sexual contra un médico pediatra que durante décadas trabajó en uno de los colegios más prestigiosos de Argentina hicieron estallar un escándalo, reavivando el debate sobre la vulneración de menores.

Al menos 26 víctimas señalan al pediatra acusado por abusos cometidos entre 1978 y 2011.

Ayer, cuatro de las víctimas relataron al canal de noticias TN las revisiones invasivas que les practicó el médico Alberto Cirulnik, un caso que salió a la luz a mediados de diciembre cuando tres jóvenes lo denunciaron ante la justicia y pidieron su detención.

Luego otra veintena de personas también lo señalaron, la mayoría por casos ocurridos en la prestigiosa escuela ORT de la comunidad judía, donde el denunciado fue médico durante más de 20 años, pero también en su consultorio particular y en una guardia de un hospital, 40 años atrás.

Cirulnik fue acusado en diciembre en la justicia por abuso sexual y corrupción de menores por dos varones y una mujer, Malena Filmus, 28, hija del exministro de Educación y exsenador Daniel Filmus, por hechos ocurridos hace unos 14 años.

Las víctimas decidieron ir a la justicia, luego de que estallara el escándalo por la acusación de violación contra un popular actor, de parte de una compañera de elenco cuando ella era menor durante una gira por Nicaragua.

Tras las primeras denuncias, la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP) condenó esas prácticas en un comunicado.

“No sabemos si el Dr. Cirulnik es realmente pediatra, pero ciertamente no es ni ha sido nunca miembro de nuestra institución”, advirtió la SAP.

Darío Schvartz, de 34 años, contó que sus padres eran muy amigos del matrimonio Cirulnik y él amigo de uno de sus hijos y que el médico era su pediatra.

“A los 8 años, Cirulnik me llevaba a acostar, me hacía masajes para que me relajara y me manoseaba el pene. Esto se repetía en el club, en la casa de él… Además, me pedía que yo le hiciera los mismos masajes a él”, reveló Schvartz.