Diario del Cesar
Defiende la región

Ocho remedios naturales para bajar los efectos

GUAYABO

25

Acá le recomendamos ocho remedios caseros a aquellas personas que no se quieren limitar durante las celebraciones para este fin de año. 

Diciembre es quizás el mes en el que más personas consumen licor debido a las festividades que trae este importante mes del año. Los tradicionales platos navideños no faltan, así como las bebidas alcohólicas para amenizar la que muchos consideran la mejor época de celebración.

Ahora bien, la ingesta de alcohol puede llegar a generar un sinnúmero de síntomas al día siguiente.

De acuerdo con la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos; “una ‘resaca’ o el ‘guayabo’ hacen referencia a los síntomas desagradables que una persona experimenta después de tomar alcohol como lo son el dolor de cabeza, mareos, náuseas, fatiga, sensibilidad a la luz y al sonido, latidos cardíacos rápidos, depresión, ansiedad e irritabilidad.

Aunque la solución para muchos puede ser abstenerse a consumir alcohol, acá le recomendamos ocho remedios caseros a aquellas personas que no se quieren limitar durante las celebraciones para este fin de año.

SOPAS HIDRATANTES  

Prepare una sopa de ajo con media barra de pan, 2 o 3 cucharadas de aceite de oliva, un par de ajos y sal. También puede hacer una sopa de pollo con un poco de pasta y trozos pequeños de carne de pollo. Otra buena opción es hacer un caldo de cebolla con tres cebollas medianas, una cucharadita de sal y un poco de pasta miso.

Beber esta sopa antes de acostarse o en el desayuno rehidrata el organismo y sirve para neutralizar parte del alcohol consumido, disminuir la velocidad de paso a la sangre y reducir la resaca del día siguiente.

INFUSIÓN DE JENGIBRE  

Añada una cucharada de jengibre a una taza de agua hirviendo, deje reposar durante 10-15 minutos, filtre el líquido resultante y bébalo.

El jengibre tiene dos efectos, por una parte disminuye la actividad de los jugos gástricos y, por otra, reduce los movimientos bruscos del tracto gastrointestinal que dan lugar a las náuseas.

Remedios naturales para evitar el guayabo

Puede consumir algunos productos que por sus propiedades le pueden ayudar a mitigar los efector del alcohol

Prepare suero en casa

El suero es un remedio que actúa directamente rehidratando el cuerpo, ya que la falta de agua es uno de los principales problemas del guayabo. Puede preparar un suero casero con los siguientes ingredientes:

  • Un litro de agua mineral
  • El zumo de un limón
  • Una cucharadita de sal
  • Una cucharada sopera de azúcar
  • Una pizca de bicarbonato

El zumo de naranja y zanahoria

Prepare un zumo con 4-5 zanahorias de tamaño mediano y 3-4 naranjas, un chorro de limón y una cucharada de miel y bébalo.

Esto le ayudará a restituir minerales y vitaminas, ayuda al hígado en su actividad, aporta azúcares fáciles de asimilar a las células y protege los órganos digestivos.

Banano

Corte en rodajas la mitad de un banano maduro sin quitarle la cáscara, échela en una taza de agua hirviendo. Después déjela reposar 10 minutos. Consúmala hasta dos veces por día.

Su ingesta ayuda a controlar el exceso de acidez y los incómodos síntomas de la resaca.

Agua tibia con limón

En un vaso de agua caliente exprima medio limón. Consúmalo en ayunas. (Espera unos 45 minutos antes de tomar el desayuno).

Esta es una bebida revitalizante y energética que ayuda a contrarrestar los síntomas.

Jugo de tomate

Licúe dos tomates, un vaso de agua fría y sal al gusto. Tomar el remedio casero preferiblemente en ayunas.

El jugo de tomate también es una gran opción para quien quiere deshacerse de la resaca, pues posee un nutriente llamado licopeno que tiene una eficaz acción sobre el hígado, disminuyendo los síntomas de la resaca.

Cure el guayabo con más licor 

Las resacas son una forma de abstinencia al alcohol, así que una bebida o dos aliviarán la abstinencia. “Tanto el alcohol como ciertos sedantes interactúan con los receptores GABA en las células cerebrales”, explica el Dr. Robert Swift para Health Harvard.

De acuerdo con el experto, está bien documentado que algunas personas tienen síntomas de abstinencia frente a los sedantes de acción corta a medida que estos desaparecen. “Tal vez el cerebro reacciona de manera similar cuando los niveles de alcohol en sangre comienzan a bajar”, advierte el Dr. Swift.