Diario del Cesar
Defiende la región

Investigan a 200 docentes por los diplomas falsos

437

Una cifra que supera las 200 denuncias contra profesores que, presuntamente, utilizaron documentos falsos, reposa en la Oficina de Control Disciplinario de la Gobernación del Cesar.

“El ilícito tendría injerencia para lograr que los docentes   tuvieran mejores ingresos y facilitar el trámite para llegar rápidamente a su jubilación de ley”, aseguró la fuente.

Este escándalo que empaña al sector educativo del Cesar se suma a la captura de hace cinco días del  presidente de la Asociación de Educadores del Cesar, Aducesar, Manuel Antonio Villalba Mozo, señalado de ser uno de los principales intermediarios entre profesores y funcionarios de la Secretaría de Educación del Cesar que realizaron de modo irregular los polémicos ascensos en el grado del escalafón de educadores.

El dirigente es acusado como presunto responsable de los delitos de fraude procesal en concurso homogéneo con falsedad material en documento público y concierto para delinquir, cargos a los que no se allanó.

Las acusaciones de esta entidad partieron de los testimonios entregados por al menos cuatro docentes que lograron el ascenso y que aseguraron ante esa autoridad que el líder sindical fue la persona encargada de conseguir diplomas y actas de la Universidad del Magdalena que les permitieron ascender.

Varios funcionarios de la Secretaría de Educación Departamental, entre ellos la encargada de Evaluación de Desempeño Laboral, Deisy Johanna Moreno Ruíz; el auxiliar administrativo del área de recursos humanos, Flavio Manjarrez, y el asesor jurídico, José Miguel Chacón, ya procesados ante la justicia, se encargaban de gestionar el ascenso de profesores en todo el departamento tras ayudarles a obtener títulos y diplomas falsos que serían presentados ante la entidad para lograr la mejora. Para ello, los infractores pagaban valores que oscilaban entre tres y seis millones de pesos.

El caso sobre la presunta falsificación de diplomas por parte de algunos docentes lo lleva el fiscal seccional Johan Ustáriz quien, contrario a los que aseguró la fuente, dijo que “no son 200 sino 70 aproximadamente. El tema está en una segunda etapa de la investigación que es por separados porque cada caso es diferente. Primero hay que desarticular la cabeza de la organización y en eso estamos trabajando, para luego ir por los que se beneficiaron con estos hechos. Hay que evitar que esta situación prospere más allá”.

Sobre el tema, el Secretario de Educación Departamental, Luis José Rodríguez Torres reconoció que “no tengo conocimiento de causa, pero vemos estos hechos con preocupación  porque se trata de nuestros profesores y de la educación del departamento. Ya la Fiscalía General de la Nación adelanta las investigaciones, hay que esperar los resultados definitivos. Las autoridades manejan sus reservas pero nosotros estaremos atentos a cualquier recomendación. Por lo pronto estamos haciendo la tarea de averiguar con algunas universidades la autenticidad de los diplomas”.