Diario del Cesar
Defiende la región

Cuba proclama nueva Constitución socialista

264

“La Nueva Constitución es hija de su tiempo y refleja la diversidad de la sociedad. Deviene en un legado para las nuevas generaciones de cubanos”, dijo Raúl Castro, primer secretario del único y gobernante Partido Comunista de Cuba (PCC)

Cuba proclamó ayer su nueva Constitución, que sustenta un socialismo “irrevocable” aunque con aperturas al mercado, en momentos de aprietos económicos y de creciente hostilidad de Estados Unidos por el apoyo de La Habana a Venezuela.

“La Nueva Constitución es hija de su tiempo y refleja la diversidad de la sociedad. Deviene en un legado para las nuevas generaciones de cubanos”, dijo Raúl Castro, primer secretario del único y gobernante Partido Comunista de Cuba (PCC), en el discurso de proclamación durante una sesión extraordinaria de la Asamblea Nacional (Parlamento) en el Palacio de las Convenciones de La Habana.

La fecha escogida no es casual: el 10 de abril de 1869 fue proclamada la primera constitución de los independentistas cubanos contra la corona española.

La nueva carta magna, que sustituye a la de 1976, fue sometida a referendo popular y aprobada por el 78,3% del padrón electoral, cifra que el gobierno consideró una victoria, aunque estuvo lejos de la casi unanimidad lograda para aprobar a su antecesora.

El documento entró en vigencia tras su publicación este mismo miércoles en una edición extraordinaria de la Gaceta Oficial, ya disponible en internet.

 

APOYO A MADURO

 

Castro, quien a pesar de haber dejado el poder el año pasado controla las riendas del poderoso Partido Comunista, criticó el tono “cada vez más agresivo” de Estados Unidos contra el sistema socialista y de partido único, pero advirtió que Cuba no dará marcha atrás.

“No renunciaremos ni a uno solo de nuestros principios (…) Hemos hecho saber a la administración estadounidense que Cuba no tiene miedo y seguirá construyendo el futuro de la nación sin injerencia extranjera”, dijo el exmandatario (2008-2018), que dejó el mando en manos del presidente Miguel Díaz Canel.

Cuba mantiene el apoyo a su aliado Nicolás Maduro, presionado por Estados Unidos para que renuncie o sea derrocado. Washington reconoce al opositor Juan Guaidó como presidente de Venezuela y sancionó a 34 embarcaciones que transportan crudo venezolano a la isla.