Diario del Cesar
Defiende la región

Carromuleros tomaron la plaza Alfonso López exigiendo reconversión laboral

TAMBIÉN DENUNCIA PERSECUSIÓN DE LAS AUTORIDADES

31

Al menos 50 carromuleros se hicieron presentes a las afueras de la Alcaldía de Valledupar, en reclamo a la falta de cumplimiento por parte de la administración municipal para una reconversión laboral.

Los afectados indicaron en la mañana de ayer que la situación se empeoró debido a que la Policía Nacional ha quitado varios vehículos tracción animal incluido el caballo, a personas que se dedican a este oficio, dejándolos sin su única herramienta de trabajo.

Al parecer, esta decisión fue dada por el alcalde Mello Castro a la fuerza pública, a fin de que estas personas no arrojen basuras en sitios prohibidos.

Sin embargo, señalan que en la ciudad no hay botaderos de basuras que les permita a ellos realizar su labor.

“Por más de 20 años le hemos solicitado a la Alcaldía de Valledupar que cumpla con las necesidades y la conversión laboral en esta población y la restitución de los vehículos de tracción animal por mecánicos, pero no ha sido posible.  En el Gobierno de Tuto Uhía entregaron unos cuantos, pero no fuimos todos los beneficiados”, dijo Óscar Maestre, carromulero.

Ante esta situación, el secretario de Gobierno, Arturo Calderón y el secretario General, Luis Galvis, sostuvieron una mesa de trabajo con representantes de este gremio, en la cual llegaron a cuatro compromisos y acuerdos, los cuales son:

Elaboración del censo según los lineamientos del DANE, a finales de diciembre para iniciar una reconversión laboral a esta población.  Habilitar dos puntos para el depósito de poda y escombros en la ciudad.

“Esperamos buscar más sitios, también hemos acordado la entrega de los carromulas que han sido detenidos por estar depositando basuras en lugares no permitidos, serán analizados cada caso para regresar los mismos”, dijo Arturo Calderón.

Otro de los puntos fue que los carromuleros hicieron el compromiso de mantener la ciudad limpia y no arrojar podas o escombros en lugares prohibidos.