Diario del Cesar
Defiende la región

Alcalde desata polémica por la plaza Alfonso López

622

El pasado domingo en horas de la tarde, el alcalde de Valledupar, Augusto Ramírez Uhía, mostró una serie de imágenes de la renovada plaza Alfonso López.  Sin embargo, lejos de dar un parte de tranquilidad a la comunidad, estas fotografías avivaron la polémica alrededor de la obra.

Tanto el nuevo diseño, como sus avances y conveniencia para la ciudad, suscitaron diversas reacciones, negativas y positivas, en la ciudadanía valduparense.

En un recorrido que realizó DIARIO DEL CESAR por el mítico lugar se pudo constatar el avance de la obra, pero también que, partes fundamentales como la tarima y el piso, aún están crudas.  Sin embargo, el mismo mandatario aseguró que para el próximo 13 de abril esta será inaugurada.

Aunque muchos espectadores opinaron que su entrega es apresurada, Ramírez Uhía reafirmó la fecha prevista de inauguración y,para el lunes 15, la misa de Santo Ecce Homo.

“Estamos haciendo visitas a la obra (…) constatamos todos los avances y la buena noticia para el pueblo de Valledupar es que para Semana Santa, estará habilitada la emblemática plaza Alfonso López. Con la compañía del presidente de Colombia Iván Duque”, aseguró.

También se pronunció el monseñor Oscar José Vélez Isaza: “Es un entorno que engalana a la ciudad de Valledupar, se pudo culminar en plazo previsto y ponerla al servicio de la comunidad”. Definió el proyecto como “la realización de un sueño que teníamos, ver la plaza condicionada para grandes eventos de la ciudad “.

 

QUÉ DICEN LOS VALLENATOS

 

Ayer, en la plaza icónica de los vallenatos, se podían percibir expresiones por parte de los habitantes de la capital del Cesar que luego de conocer los videos y fotos donde se apreciaba el estado de la plaza, la visitaron para contrastar la información.

Gran parte de la ciudadanía manifiesta no estar de acuerdo con las intervenciones.

Es el caso de Carmen Monsalvo, quien mirando el panorama concluyó: “A eso le falta mucho, tendrán que trabajar de día y de noche para que esté lista el 13 de abril (…) así le toque reventar al próximo alcalde por algo mal hecho”.

Como ella, un número de ciudadanos han indicado además que la infraestructura, la cual contó con un valor de  $8.736 millones y una adición final de $2.000 millones, es “una plata mal invertida”. Dicen que la prioridad debió ser la educación, la salud, el desempleo y la inseguridad, factores débiles sobre quien lleva las riendas de la ciudad.

Para otros ciudadanos, como Carmen Daza, que durante 50 años visualizó el acontecer del lugar, no había necesidad de tantos cambios que le arrebataron parte de su esencia.  “Las cosas de los viejos tiempos parecen que no tienen valor, me despierta nostalgia ver este panorama: sin sus árboles, sin su colorido, sin su plaza que llegó a recibir grandes ilustres de nuestro folclor”, dijo.

En ese contexto, sostiene Rafael González, vallenato, que la emblemática tarima de la plaza Alfonso López se acabó y su intervención solo sirvió para ‘resetear’la historia allí naciente: “ahí no cantó Alejandro Durán, ni Luis Enrique Martínez, se acabó esa tradición del ‘Valle’”.

No obstante, hay quienes que sí aplaudieron el nuevo aspecto arquitectónico del corazón de la capital cesarense.  Miriam Luz Teherán, asegura no se ha perdido el sentido tradicional, sino que por el contrario, “mejoró y le dio otro valor, Valledupar se ve con vida”.

Jesús Estrada Yépez, dijo que “lo que se ve es un cambio palpable, la tarima no es la misma, pero como todo es modernización ahora, hicieron que perdiera su encanto.  En Valledupar hay otras casas prioritarias: la educación, la salud y trabajar en la inseguridad”.

Por su parte Emiro Mendoza, expresó que: “el cambio favoreció completamente, aunque fue de impacto para la gente, esto llamará la atención de los visitantes.  Hay que avanzar en infraestructura y arquitectura y la ciudad no se puede quedar atrás”.

En ese sentido, Edwin Abril, acotó que: “debemos de esperar que esté lista para conocer en realidad qué tanto nos aporta a los ciudadanos”.

Por último, Eduardo Mojica, “no estoy de acuerdo, yo he sido vendedor durante muchos años aquí y también estamos perjudicados.  Fue algo innecesario cuando el alcalde conoce otras prioridades”.