Diario del Cesar
Defiende la región

1.500 policías garantizarán seguridad en Semana Santa

247

Para garantizar la tranquilidad de la comunidad cesarense y visitantes durante la Semana Mayor, cerca de 1.500 uniformados de la Policía Nacional, reforzarán la seguridad en varios puntos de la ciudad.

Estos uniformados, desplegarán actividades específicas como seguridad vial, protección del patrimonio cultural, protección ambiental, seguridad ciudadana y promoción del turismo.

“Hacemos un llamado a la comunidad para que esta Semana Santa sea una oportunidad para que juntos construyamos convivencia y seguridad”, dijo el coronel Lacides Miguel Ramos Blanco, comandante Departamento de Policía Cesar.

Asimismo, el Departamento de Policía Cesar contará con un componente tecnológico, como radares para detección de la velocidad, alcosensores, monitoreo por cámaras de vigilancia, morforap para la solicitud de antecedentes, PDA entre otros, botones de pánico, aplicaciones, con lo cual se busca mejorar las acciones policiales.

 

EN LAS VÍAS

 

Entre tanto, más de 200 policías de la Dirección de Tránsito y Transporte estarán encargados de la seguridad en los corredores viales del departamento, para lo cual se desplegarán actividades preventivas en terminales terrestres, así como en puestos de control en lugares estratégicos.

El personal de la Dirección de Carabineros y Seguridad Rural reforzarán su presencia en zonas perimétricas de los cascos urbanos, en especial en casa campos, lugares de recreo, así como el acompañamiento a las actividades religiosas en corregimientos, en especial en del Valencia de Jesús, donde la Policía Nacional realiza un acompañamiento especial con más de 150 efectivos.

“El grupo de Protección al Turismos desde ya realiza controles en piscinas, balnearios y hoteles, verificando que cumplan con la normatividad vigente, así mismo este personal hace presencia en diferentes sitios turísticos del departamento, promoviendo este eje de la economía del Cesar”, agregó el coronel Ramos Blanco.

Finalmente, la Policía Nacional dispone de un servicio especial en cada una de las iglesias católicas, acompañando los diferentes eventos, para lo cual se realzaron las respectivas coordinaciones con la Diócesis.