Diario del Cesar
Defiende la región

Asesinaron a mototaxista que tenía la casa por cárcel

629

En medio de un presunto acto de intolerancia ocurrido en la madrugada de este lunes, fue asesinado un sujeto de 32 años que estaba violando la medida de detención domiciliaria que le impuso un juez por su presunta participación en un homicidio que se le atribuía. El hecho en que perdió la vida se registró sobre la media noche en un lote baldío del barrio Álamos II, ubicado en el suroccidente de la ciudad.

Se trata de Hemel Andrey Becerra Chinchilla, natal de Valledupar, quien fue ultimado tras recibir varias heridas a puñal luego de que, supuestamente, sostuviera una acalorada discusión con otro hombre que actualmente está en poder de las autoridades.

Pese a que este último indicó que el trágico desenlace sucedió luego de que el hoy occiso lo atracara y lo despojara de aproximadamente $800.000, provocando el enfrentamiento cuerpo a cuerpo, las autoridades manejan otras hipótesis en torno al crimen.

“El supuesto agresor presenta lesión con arma corto punzante dedo índice mano derecha, antebrazo derecho y mentón. Este manifiesta que se encontraba departiendo en un billar la Ciudadela 450 años, donde uno de los ciudadanos que se encontraba en el lugar se ofrece acompañarlo a su residencia y minutos después lo lesiona manifestándole que le dé el dinero. En ese momento se le cae el arma corto punzante al victimario (supuestamente Becerra Chinchilla) y trata de huir del lugar lanzándole objetos contundentes; el agresor se defiende con la misma arma, lesionándolo y causándole la muerte minutos después”, indicó el reporte de la Policía del Cesar.

Cabe resaltar que pese a que Becerra Chinchilla fue trasladado rápidamente hasta el Centro de Desarrollo Vecinal, CDV, ubicado en el barrio Fundadores, cerca al sitio del hecho, falleció cuando era sometido a un procedimiento de reanimación por las graves heridas que recibió en la región supra mamaria izquierda, el lado izquierdo de la espalda y el brazo derecho.

LAS HIPÓTESIS

“Se presenta un caso de intolerancia que ya se está investigando, que dio a que estás dos personas iniciaran una riña. Inicialmente se manejó la hipótesis de que había sido un intento de hurto, pero ya mirando la trazabilidad del caso, se está generando otra connotación. Lo que hemos podido indagar es que el supuesto agresor estaba en un establecimiento público, la motocicleta llega, empieza el desplazamiento y por el camino, el hoy occiso intenta agredir al conductor de la moto, hay un intercambio de golpes y desafortunadamente, el que inicia la agresión termina muerto. Estamos indagando lo del posible hurto, si hubo alguna puesta en billar o en qué terminó el caso. Tenemos un capturado que contará la otra parte de la historia”, explicó el comandante operativo de la Policía del Cesar, coronel Freddy Delgado Cáceres.

Por otro lado, el supuesto homicida, identificado por las autoridades como Anyelo Alexis Rincón, de 30 años,  tras el hecho fue llevado al Hospital Rosario Pumarejo de López, donde al cierre de esta edición permanece bajo la custodia de uniformados de la Policía Nacional, en condición de capturado, recuperándose de las lesiones que recibió en la riña.

Una vez decretada la muerte de Becerra, uniformados de la Seccional de Investigación Criminal, Sijín, de la Policía, se trasladaron hasta el centro asistencial donde reposaba su cuerpo sin vida para realizar la inspección técnica al cadáver. Posteriormente, lo condujeron a la morgue del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Valledupar, para que le practicaran la necropsia de rigor.

Sobre la víctima mortal se conoció que además de la medida de ‘casa por cárcel’ que tenía por el delito de homicidio, portaba un brazalete del Inpec.

 

‘ELLOS SE CONOCÍAN’ 

 

Mientras esperaba los restos mortales de su hermano, Yuranis Becerra, contó que horas antes de la muerte de Hemel Andrey, el sospechoso fue a buscarlo a su casa en una moto para que salieran a departir.

“Lo buscó dizque para irse al corregimiento de La Mesa para beber, pero ellos no estaban robando, él lo mató a puñaladas. Mi hermano estaba durmiendo y ese tipo llegó con un amigo a buscarlo y se fue a beber. Ahora quiere curarse en salud ahora, a la vista está que mi hermano tiene la foto del WhatsApp que estaba con él. Mi hermano era mototaxista, era de aquí de Valledupar y vivía en la Ciudadela 450 Años”, acotó la mujer.