Diario del Cesar
Defiende la región

“Acusaron a mi padre y huyeron del país porque todo es mentira”

Hijo de tendero señalado de abuso a menor

119

Un fiscal de la Seccional Cesar judicializó a Alirio Caicedo Ortega por su presunta responsabilidad  en el  delito de acto sexual con menor de 14 años, a la vez que fue cobijado con medida de aseguramiento en centro carcelario por un juez de control de garantías. 

De acuerdo con la información suministrada por la víctima, el agresor le habría hecho tocamientos íntimos a la fuerza en la tienda de su propiedad, tras lo cual al parecer le ofreció 10.000 pesos para que tuviera relaciones sexuales con él.

Los hechos que se investigan sucedieron en un sector del barrio Nuevo Milenio, de Valledupar (Cesar), el pasado 13 de enero, cuando uniformados de la Policía Nacional fueron requeridos para atender la situación. Para el momento la menor fue trasladada a un centro asistencial de la capital del Cesar.

Pedro Caicedo Rojas, hijo de Alirio Caicedo Ortega, aseguró que lo que se ha dicho hasta ahora sobre el caso de su familiar es falso y para demostrar lo contrario “tenemos videos y testigos con los que se demuestra la inocencia de mi padre”.

Explicó que el proceso va por la audiencia preparatoria, la cual fue suspendida el pasado 8 de agosto de 2022, a solicitud de la Fiscalía. “El ente acusador no tiene pruebas para acusar a mi papá, incluso no cuentan con el registro civil de la menor de origen venezolano, documento que permitirá la identificación plena de la presunta afectada. Los términos se vencerán y finalmente no conseguirán pruebas que demuestren la culpabilidad de mi papá”.

De igual manera, destacó que la familia tiene conocimiento que la madre y la niña se fueron a su país de origen, Venezuela, y no han podido ser ubicadas por las autoridades. “Huyeron porque saben que es mentira lo que hicieron, la niña y su madre se dedicaban a la mendicidad y a diario merodeaban por la zona, de eso hay testigos. Además de que en ningún momento la niña entró a la tienda, como lo quieren hacer ver en la acusación”.

Refirió que su padre es una persona de la tercera edad, reconocido en el barrio Tierra Prometida por la comunidad y lo que ha sucedido es injustificable. Está medicado para la presión, además de ser un paciente psiquiátrico que requiere pastillas para dormir, situación que puede empeorar por la situación inhumana que vive en la Permanente, donde hay más de 500 presos en un patio, reciben una sola comida y las condiciones son deplorables.