Diario del Cesar
Defiende la región

Bocachico y bagre, los pescados que más compran

672

A 9 días del inicio de la Semana Mayor, en el Pabellón del Pescado se evidencia, desde la Cuaresma, el aumento de la demanda de este producto.

Así lo aseguraron los cerca de 50 vendedores ubicados en este sector representativo de la ciudad.

En el recorrido realizado por DIARIO DEL CESAR, se pudo constatar que el bocachico y el bagre, y en tercer término, la mojarra, son los pescados más solicitados por los vallenatos durante la época de Semana Santa.

Mientras que el valor de estas especies en otras temporadas se puede encontrar a cinco unidades por $10.000; puede aumentar incluso el doble durante la festividad religiosa.

“Los precios después se acrecientan y nos toca vender cuatro pescados en $10.000 o siete en $20.000, porque la demanda aumenta”, acotó Jhonny Pérez, que lleva 15 años desempeñándose como vendedor.

En el mismo sentido opinó Avis Suárez Molina, vendedora de más de 20 años en el oficio quien expresó que: “Antes de Semana Santa un kilo de bagre, por ejemplo, puede estar en $12.000, a víspera de la fecha puede aumentar a $14.000 y por último puede tener un precio que oscila los $20.000 por la misma cantidad”.

Aunque afirma que la tradición de no consumir carnes rojas durante los ‘días sagrados’ se ha ido perdiendo, continúa preparándose para atender a un promedio de 200 clientes que diariamente arriman al lugar durante la fecha.

Los pescados, asegura, provienen de los municipios de El Banco, Plato y Belén, de Magdalena, lo que es garantía de buena calidad.   Y otros proceden de los departamentos de Quibdó y Bolívar.

¡IDENTIFICAR EL PESCADO BUENO!

Por su parte, Madeleine Castro, otra comerciante de pez, entregó algunas recomendaciones para identificar las condiciones en las que debe encontrarse el alimento.

“Deben tener un punto de venta conocido, que sean personas de confianza y que les responda por el producto”, explicó.

También dijo que se deben tener en cuenta características como que el pescado esté en un estado fresco, que mantenga sus características brillantes, una textura suave y esté de color rojizo, “si huele a feo es que de verdad no se puede comer”, acotó.

Además entregó una receta para darle un ‘plus’ al sabor de este plato; sazonarlo con ají, pimentón, ajo, cebollín y hojita.

LA ALCALDÍA INSPECCIONA SITIOS

Para garantizar la calidad de los productos, la oficina de Inocuidad de Alimentos y Ambiental de la Secretaría Local de Salud, socializó en el Pabellón del Pescado las normas higiénicas y de salubridad para la manufactura de los alimentos.

No utilizar elementos de madera ni cavas de icopor en mal estado, fueron algunas de las recomendaciones.

La secretaria Elba Ustáriz Martínez, manifestó que “en esta oportunidad socializamos entregamos recomendaciones a los vendedores, son ellos quienes tomarán la decisión de sacar los elementos que no les sirven y así evitar sellamientos durante los operativos de control que se adelantarán la próxima semana”.

El vendedor o manipulador debe mantener las manos y uñas limpias; utilizar guantes, tapabocas y batas; y evitar el roce con residuos que fomenten la contaminación en el pescado.