Diario del Cesar
Defiende la región

May: más sola que nunca por culpa del Brexit

257

La decisión de Theresa May de buscar un consenso con el líder de la oposición laborista en un intento de desbloquear el Brexit provocó un alud de violentas críticas dentro de su propio Partido Conservador, que ponen de manifiesto su creciente aislamiento.

May escribió el miércoles a los diputados conservadores para explicarles que el rechazo de algunos de entre ellos y de su aliados norirlandés, el DUP, de votar a favor del acuerdo de divorcio que concluyó con Bruselas no le dejó otra opción, cuando se acerca la nueva fecha límite del Brexit, el 12 de abril.

Negociar con el Partido Laborista es “el único modo de ofrecer el Brexit ordenado que habíamos prometido”, defendió, renunciando a la posibilidad de una salida brutal de la Unión Europea, que durante mucho tiempo blandió como amenaza.

Pero esta mano tendida en el último minuto al líder laborista Jeremy Corbyn suscitó el furor de la rama eurofóba de su partido, que teme que el Brexit se le escape. Calificado de “marxista peligroso”, el opositor quiere mantener unos lazos estrechos con la UE mediante el establecimiento de una unión aduanera.