Diario del Cesar
Defiende la región

Gobierno divide el mercado para vender a Electricaribe

224

El proceso contempla la segmentación del mercado eléctrico, de más de 10 millones de usuarios, en dos grandes grupos como Caribe Sol, compuesto por los departamentos de Atlántico, Magdalena y La Guajira; y Caribe Mar, con Bolívar, Sucre, Córdoba y Cesar.

 

El proceso plantea la segmentación del mercado en dos grandes sectores CaribeSol, compuesto por: Atlántico, Magdalena y Guajira; y CaribeMar: por Bolívar, Sucre, Córdoba, y Cesar.

El Gobierno Nacional presentó ayer martes el cronograma de inicio del proceso para la búsqueda del nuevo operador de Electricaribe, con el objetivo de solucionar la crisis que está teniendo el mercado eléctrico de la Costa Caribe, que representa el 25 % de la demanda del país.

“El mensaje es que el Gobierno Nacional está comprometido en garantizar la prestación del servicio de energía eléctrica, tanto en el corto como en el largo plazo. Esperamos contar con el operador más calificado para mejorar el servicio de energía en la costa Caribe”, indicó Alberto Carrasquilla, ministro de Hacienda, quien además destacó que para este proceso se contemplan recursos por 8,7 billones de pesos durante diez años.

El proceso contempla la segmentación del mercado eléctrico, de más de 10 millones de usuarios, en dos grandes grupos como Caribe Sol, compuesto por los departamentos de Atlántico, Magdalena y La Guajira; y Caribe Mar, con Bolívar, Sucre, Córdoba y Cesar.

El grupo de Caribe Sol manejará un mercado de 10,8 % atendiendo a 1,2 millones de clientes y con recursos por el orden de 3,7 billones de pesos. Por su parte, el segmento de Caribe Mar tendrá a cargo 10,9 % del mercado eléctrico de la región, con 1,5 millones de clientes y recursos por 5 billones de pesos.

La ministra de Minas y Energía, María Fernanda Suárez, destacó que con este proceso se está cumpliendo la ruta trazada para ofrecerles una solución estructural a los usuarios del servicio de energía eléctrica en la Costa Caribe.

 “Este nuevo proceso aumenta las probabilidades de encontrar una solución definitiva para esta zona del país que representa el 25% de la totalidad de la demanda en Colombia, y asegurar las inversiones por más de 8 billones de pesos que se requieren en los próximos 10 años”, indicó Suárez.

El proceso ofrecerá los activos de cada uno de los segmentos y el pasivo pensional de la Electricaribe estará a cargo de la Nación. No obstante, también habrá la posibilidad de que los operadores oferentes puedan comprar la compañía en su totalidad o segmentada en las dos zonas geográficas.

La Superintendente de Servicios Públicos, Natasha Avendaño, explicó que en el proceso también fueron definidos unos criterios para participar en la oferta, en donde se exige que el inversionista o operador interesado se encuentre prestando el servicio de energía a más de 600.000 usuarios y que tenga un patrimonio de 500 millones de dólares.

 “Las reglas de participación y acreditación que proponemos buscan que los inversionistas que lleguen a operar el servicio de energía tengan la experiencia suficiente y comprobada para garantizar que se hagan las inversiones requeridas, con el fin de mejorar la prestación del servicio en la región. Lo que buscamos es uno o varios operadores expertos en el mercado que no cometan los errores del pasado”, aseguró Avendaño.

De acuerdo con la funcionaria, también habrá la posibilidad de que los oferentes se presenten como consorcio, en donde el líder del mismo deberá acreditar la prestación del servicio de energía a mínimo 450.000 usuarios, de los 600.000 usuarios requeridos, y tener por lo menos el 50 % de participación en elconsorcio. Además, un miembro debe acreditar como mínimo un patrimonio de 300 millones de dólares y tener al menos el 30 % de participación en elconsorcio.

CRONOGRAMA

El nuevo proceso de búsqueda del operador que manejará el mercado de energía eléctrica de la región Caribe inició este martes 2 de abril y tiene como plazo de recepción de las ofertas para precalificación el próximo 17 de mayo.

“En junio se darán a conocer los resultados de la precalificación y se procederá a abrir el cuarto de datos para que las firmas seleccionadas analicen la información disponible y estructuren la oferta final que debe presentarse el 16 de septiembre. Ese mismo mes se hará la subasta del primer segmento y en octubre la subasta del segundo de los segmentos, así como la subasta de la compañía completa en caso que se presenten interesados para la adjudicación de la operación del servicio de energía en la región”, indicó Avendaño.

De acuerdo con la funcionaria, se seleccionará la propuesta que cumpliendo los requisitos regulatorios ofrezca el mayor valor por la compañía prestadora del servicio de energía en la región Caribe, en su totalidad o con la segmentación.

PLAN DE INVERSIONES

El Gobierno Nacional también definió un plan de inversiones dentro de este proceso para el mantenimiento de infraestructura y redes eléctricas, en donde se contempla un monto inicial de 125.000 millones de pesos y otro posterior de 745.000 millones de pesos entre el 2019 y 2020.

 “El principal componente del plan de inversiones que se propone en el plan es la recuperación de pérdidas de la compañía. Para el efecto, se requiere la instalación de sistemas de medición centralizada y medidores individuales (tanto tradicionales como inteligentes), que permitan tener mayor control sobreel consumo de los usuarios e identificar y controlar el robo de energía”, indicó la Superintendente de Servicios Públicos.

De acuerdo con la funcionaria, dentro de las inversiones también se está contemplando la instalación de sistemas de control de pérdidas de energía, paraevitar conexiones ilegales por fuera de los sistemas de medición y una expansión de la red que permita reducir la cargabilidad de activos existentes y adaptar la red al crecimiento de la demanda actual y futura de la región.

“Este plan de inversiones que se propone por el orden de los 8,7 billones de pesos, puede ser robustecido por el o los nuevos operadores-inversionistas, siempre y cuando cumplan con los mínimos establecidos por el Gobierno Nacional”, indicó Avendaño, quien además resaltó que mientras se surte este proceso se continuará garantizando la prestación del servicio a los usuarios.

LAS DEUDAS

Tal y como se esperaba, en esta subasta se venderán al mercado compañías libres de deudas.

Para lograrlo, el Gobierno asumirá el pasivo pensional de Electricaribe (1.2 billones).

Si los inversionistas ofrecen dinero adicional a las inversiones que se necesitan, algo que se conocerá en octubre, se pagarían en su orden y hasta donde alcance los siguientes compromisos: 1) El pasivo pensional (1.2billones) 2) las deudas con el Fondo empresarial (2 billones) 3) Las deudas con los acreedores de Electricaribe (2.4 billones)

Sin embargo, es poco probable que existan recursos para asumir estas deudas.

EL RESPALDO POLÍTICO

El anuncio contó con la participación de los gobernadores de la costa y la mayoría de los congresistas de la región encabezados por los conservadores Efraín Cepeda y David Barguil.

Los congresistas dijeron que cerrarán filas en torno al Gobierno para lograr la aprobación de los artículos del Plan Nacional de Desarrollo que hicieron la venta, mientras que los gobernadores dijeron que le daban su total respaldo al Gobierno.

Esta posición se da a pesar de que en el paquete de artículos del Plan de Desarrollo se crea una sobretasa de cuatro pesos por kilovatio en las facturas de electricidad de los estratos 4, 5 y 6.

DOCUMENTOS CONPES

Igualmente, con la aprobación de varios documentos Conpes se podrán tener más recursos para la mejora del servicio. Esto permitirá que mientras se avance en el proceso del operador-inversionista se adelanten importantes inversiones en la mejora de la red eléctrica en la región Caribe.

 “Ha sido un trabajo permanente y pese a la complejidad logramos lanzar este proceso. El gobierno nacional, la Superservicios, los gobernadores y los gremios, han estado acompañado la búsqueda de un operador-inversionista idóneo y con músculo financiero para Electricaribe”, dijo Rojas Combariza.

Agregó que tal como se socializó en la rueda de prensa la propuesta es dividir en dos  mercados, uno integrado por los departamentos de Atlántico, Magdalena y Guajira. El otro mercado por los departamentos de Cesar, Bolívar, Sucre y Córdoba.

En el marco de este proceso y para garantizar la llegada de buenos inversionistas operadores debe prestar el servicio de energía o de gas a por lo menos 600 mil usuarios y tener un patrimonio de 500 millones de dólares.

Otros hitos importantes del cronograma son la precalificación y por último la subasta en la que se espera maximizar el valor del mercado.

 “Confiamos que a finales de octubre estén adjudicados a los operadores inversionistas como solución integral a la prestación del servicio de energía en la región”, puntualizó la Agente Especial de Electricaribe, Ángela Patricia Rojas Combariza.

“El mensaje que quisiera transmitir es positivo: el Gobierno Nacional está comprometido en garantizar la prestación del servicio de energía eléctrica, tanto en el corto como en el largo plazo. Esperamos contar con el operador más calificado para mejorar el servicio de energía en la costa Caribe”, indicó el Ministro Alberto Carrasquilla.

Por su parte, la Ministra de Minas y Energía, María Fernanda Suárez sostuvo que “estamos cumpliendo la ruta trazada por el Presidente Duque paraofrecerles una solución estructural a los usuarios del servicio de energía eléctrica en la Costa Caribe. Este nuevo proceso aumenta las probabilidades de encontrar una solución definitiva para esta zona del país que representa el 25% de la totalidad de la demanda en Colombia, y asegurar las inversiones por cerca de 8 billones de pesos que se requieren en los próximos 10 años”.

LAS REGLAS

Como criterios para participar en la oferta, el proceso exige que el inversionista-operador interesado se encuentre prestando el servicio de energía a más de 600.000 usuarios y que tenga un patrimonio de US$500 millones. Estos criterios de pre-calificación aplican tanto para los interesados en una de las dos zonas o en la totalidad de la empresa.

Para los interesados bajo la modalidad de consorcio se exige que el líder del mismo acredite la prestación del servicio de energía a mínimo 450 mil usuarios (de los 600 mil requeridos en conjunto) y tener por lo menos el 50% de participación en el consorcio. Adicionalmente, un miembro debe acreditar como mínimo un patrimonio de US$300 millones y tener, por lo menos, el 30% de participación en el consorcio.

“Las reglas de participación y acreditación que proponemos buscan que los inversionistas que lleguen a operar el servicio de energía tengan la experiencia suficiente y comprobada para garantizar que se hagan las inversiones requeridas con el fin de mejorar la prestación del servicio en la región. Lo que buscamos es uno o varios operadores expertos en el mercado que no cometan los errores del pasado”, aseguró la superintendente Avendaño.

El nuevo proceso de búsqueda, que inicia este martes 2 de abril, tiene como plazo de recepción de las ofertas para precalificación el 17 de mayo. En junio se darán a conocer los resultados de la precalificación y se procederá a abrir el cuarto de datos para que las firmas seleccionadas analicen la información disponible y estructuren la oferta final que debe presentarse el 16 de septiembre. Ese mismo mes se hará la subasta del primer segmento y en octubre la subasta del segundo de los segmentos, así como la subasta de la compañía completa (en caso que se presenten interesados) para la adjudicación de la operación del servicio de energía en la región.

Al final del proceso, se seleccionará la propuesta que cumpliendo los requisitos regulatorios ofrezca el mayor valor por la compañía prestadora del servicio de energía en la región Caribe, en su totalidad o con la segmentación.