Diario del Cesar
Defiende la región

‘Niña errante’ galardonada en Nueva York

363

Como el mejor preámbulo para su estreno este jueves, 4 de abril, en las salas de cine del país, la película ‘Niña Errante’ de Rubén Mendoza acaba de ganar el premio a Mejor Película de Ficción en el Festival de Cine Colombiano de Nueva York.

El galardón obtenido en la séptima edición del evento donde el director fue premiado con sus dos películas anteriores, viene a sumarse a la reciente Biznaga de Plata a Mejor Actriz de Reparto en el Festival de Málaga, dos galardones en el Festival Internacional de Cine de Tallinn, Estonia y uno de los premios colaterales del 40 Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana, Cuba.

“Es una alegría muy grande que ‘Niña Errante’ sea la galardonada, sabiendo que hay una selección tan especial, que incluye películas tan bellas como la de Catalina Arroyave o la de Cristina Gallego y Ciro Guerra. Eso lo convierte también en un gran honor. Fue muy bello ver la sala llena, los debates largos y sentidos que continuaban de la sala al corredor y del corredor a la calle. Estamos muy agradecidos con el festival”, aseguró Rubén Mendoza por este nuevo reconocimiento, que se suma a los obtenidos por ‘Tierra en la lengua’ y ‘Señorita María, la falda de la montaña’, que también recibieron el máximo galardón del festival en las ediciones 2018 y 2014.

Daniel García, productor de la película, agregó: “Nos llena de alegría volver a ganar en Nueva York como en años anteriores, es admirable ver cómo crece el festival y su audiencia, generando así empatía con nuestra propuesta de este año, teniendo en cuenta los títulos que teníamos a nuestro lado”.

Este festival fue fundado en Manhattan en 2012 por Juan Carvajal, realizador audiovisual caleño, con el objetivo de acercar y conectar a la diáspora del país a sus raíces y talento. Poco a poco, el festival ha evolucionado y en él la comunidad neoyorquina y latina convergen para descubrir y redescubrir historias, paisajes y sitios relacionados.

El público ha tenido la oportunidad de sumergirse en este viaje visual a través de la geografía colombiana enmarcando en la historia de las cuatro hermanas que recorren el país de sur a norte. Es un recorrido, que está marcado especialmente por la mirada de otra mujer, la de la galardonada directora de fotografía Sofia Oggioni, quien con su cámara embellece todos esto paisajes que se ven en la película.

Fueron seis semanas de rodaje para poder completar este recorrido que comenzó en locaciones de la ciudad de Cali, como el Parque cementerios Jardines de la Aurora, Casa Errante, Eco Parque Pance, el Hospital Universitario del Valle, el edificio Contravía Films y la Casa Eduardo Santa Cruz. Y desde allí, al resto del país en locaciones del municipio de San Cipriano (Valle del Cauca); en Honda (Tolima), la carretera de la Vía Cambao, el Locutorio, la estación vieja del tren y el Hotel Ondamá; en Mompox (Bolívar), las fincas San Luis, La Esperanza y Los Colchones, Puerto de Planchón, Planchón Río Magdalena, Puerto El palomar; para culminar en Palomino (Guajira), en la Ciénaga Grande de Santa Marta, playa Los Naranjos, la estación de servicio El Papi y la playa Las Gaviotas.

Ángela tiene doce años y tres hermanas medias cercanas a los treinta: las cuatro se conocen convocadas por la muerte de un vago carismático, su papá. Ángela nunca vivió con nadie diferente a su papá y no recuerda a su mamá. A raíz de la muerte de su papá, sus hermanas la dejarán al otro lado del país con una tía para evitar que quede a cargo del Estado.

En este viaje de duelo, en especial mientras comparten cuarto en un hotelucho de carretera, Ángela, en pleno despertar de su cuerpo, reconoce con cada una de sus hermanas la feminidad, la sensualidad, los misterios del placer y del dolor, el cuerpo, la desgracia y el reto de ser mujer en estos caminos./Colprensa.