Diario del Cesar
Defiende la región

Sigue en la impunidad crimen de comerciante

471

Han transcurrido cinco meses desde el asesinato de Freddy Enrique Granados Polo, quien perdió la vida al recibir un impacto con arma de fuego, durante un operativo policial, la madrugada del pasado 20 de octubre en el barrio San Jorge de Valledupar.

El joven comerciante de 21 años fue ultimado en hechos que son materia de investigación, momento en que departía en un ‘Party’.

De acuerdo a la información de las autoridades, la patrulla del cuadrante se dirigió hasta el lugar tras el llamado de vecinos de la Casa Quinta ubicada en el mencionado sector donde se realizaba dicho evento, allí reportaron la presencia masiva de menores de edad y los uniformados al arribar al sitio, se genera una trifulca para impedir el ingreso de los policiales.

Algunos de los asistentes indicaron que Granados Polo, recibió la herida mortal a manos de un uniformado pero hasta el momento el caso es materia de investigación para miembros del CTI de la Fiscalía. Según se conoció, los peritos judiciales recolectan las evidencias y avanzan en las pesquisas, para esclarecer prontamente este homicidio.

 

¿QUE OCURRIÓ ESA NOCHE?

El ‘Party’ abrió sus puertas a partir de las 8 de la noche, desde ese momento decenas de jóvenes hicieron su arribó al lugar, una sitio localizado a pocos metros del centro de  Valledupar. La rumba transcurrió en calma hasta que algunos padres de familia dieron aviso a las autoridades, sobre la presencia de adolescentes en el sitio, tras una algarabía que se formó en el inmueble, Granados Polo decidió marcharse y cuando se refugió en un taller situado a pocos metros del lugar, recibió un balazo que le perforó varios órganos vitales y  ocasionó su deceso.

 

MULTARON AL ORGANIZADOR DEL EVENTO

Al organizador las autoridades le aplicaron la sanción correspondiente, una multa económica tipificada en el Código de Policía, por la presencia de los menores de edad en el evento y por el consumo de bebidas embriagantes, así lo explicó en su momento el secretario de gobierno municipal, Gonzalo Arzuza.

Entretanto, la investigación del hecho sangriento avanza y mediante los elementos materiales probatorios recaudados, entre ellas varias armas, establecerán si efectivamente un uniformado de la Policía disparó o por el contrario, el impacto con arma de fuego, provino de uno de los asistentes de ‘El Party’ que terminó en tragedia.

Tristemente solo queda una integrante de la familia Granados Polo, Diana la hermana mayor de Freddy, quien no solo debe acostumbrarse a la ausencia de su hermano, sino a la de sus padres que murieron de manera violentaen noviembre de 2017, después que su padre, Freddy Granados Móvil, tomara la decisión de acabar con la vida de su madre, Nadina Polo, disparándole repetidamente en varias ocasiones y luego con la misma arma se disparó a la altura de la cabeza, en una habitación de su residencia ubicada en el barrio San Jorge.