Diario del Cesar
Defiende la región

Al Cesar le faltan los líderes de hace 30 años

412

Alfonso Araújo Cotes, es de esos personajes ilustres, que llevan la política en las venas y que desde la ventana en la que se encuentren siempre estarán al servicio del departamento del Cesar, como ya lo hizo al momento de su creación, como gobernador, o como hoy en día cuando trata de aportar desde su sabiduría y experiencia.

Por ello no es difícil verlo transitar por escenarios que necesiten de su liderazgo como pasó recientemente en la Asamblea del Cesar, recinto al que fue invitado para conmemorar la declaratoria de la almojábana, de su natal municipio de La Paz, como patrimonio cultural del Cesar y, claro, terminó hablando de algunos aspectos que hoy le generan preocupación.

Araújo Castro no ve líderes en Valledupar ni en el departamento del Cesar, una situación que le genera nostalgia al haber crecido en medio de grandes  y destacados dirigentes del departamento con los que hicieron historia.

Pero también le genera malestar al ver que no hay quien presente proyectos macros, quien enarbole las banderas del desarrollo o se haga sentir en la capital del país en busca de un mejor desarrollo para estas tierras.

Con Araújo, DIARIO DEL CESAR tuvo un diálogo en el que no solo habló de la falta de liderazgo, también de cómo ve hoy en día a Valledupar y al departamento del Cesar.

¿Cuál es su análisis del Cesar  hoy en día?

 “Lo veo con una sensación agridulce, diría yo. Unas cosas muy buenas y otras cosas no tan buenas. Hay un interés en darle importancia a la ciudad pero se ha olvidado el campo, de parte de la Alcaldía de Valledupar; de parte de la Gobernación, ha hecho una imponderable obra que yo aplaudo”.

 

¿Qué es lo que no termina de convencerlo de la Alcaldía de Valledupar? 

 “Ha abandonado al campo, se ha dedicado a la ciudad, solamente. Y la presentación es como una cabeza grande con unos pies flácidos, esa es el crecimiento de la ciudad: los pies son los corregimientos que no tienen agua, tiene problemas, que están haciendo algunas vías de comunicación pero necesitan el impulso agrícola que es lo que nosotros somos, nuestra vocación, fundamental, aún más que la minería.

Acabo de decirlo en la Asamblea que uno de los problemas más graves es el desempleo, qué hace usted con darle casa a una familia si en este caso no tienen con qué pagar los servicios, empleo, y la generación de empleo está cada día peor, está en un decaimiento muy grave”.

Según su análisis ¿qué está pasando?

“Nos falta una cosa: líderes, que tuvimos hace 20 ó 30 años, hoy Valledupar no tiene y el departamento tampoco, una cosa grave, porque los líderes son los que orientan el progreso, hacen las direcciones, pero aquí, por ejemplo, no hay banco de proyectos para el futuro, cuando hay recursos nacionales, y aquí se van a recibir de regalías más de 2 billones de pesos, son recursos extraordinarios. No hay agua en el departamento, La Paz está viviendo una situación muy grave. Dejé el departamento con agua en todos los pueblos.

Y el problema es que los líderes se crean en la lucha, en el servicio público, pero ahora la gente no quiere ser de servicio público sino privado para el servicio de ellos, se perdió el sentido. Bastante. El sentido por el que fue creado el departamento fue con tener un departamento piloto hasta la actual situación, que el Gobernador Ovalle ahora ha tratado de mejorar”.

 

Entonces ve mejor a la Gobernación del Cesar que la Alcaldía de Valledupar…

 “Mucho mejor, veo distinto entre uno y otro que la Alcaldía  no tiene el desarrollo macro, es un animal con la cabeza grande y los pies flácidos, también está el problema de inseguridad pero es algo nacional, lo que veo es que puede hacer mucho el municipio”.

¿Le abona algo bueno a la Alcaldía de Valledupar?

“Ah, no claro, el alcalde ha embellecido la ciudad, él con el gobernador, que ha sido un segundo alcalde, que ha aportado unos recursos. Aquí hay unas obras fundamentales para la movilidad y eso, hay que abonárselo al alcalde. Y los parques, no. Esta es la segunda ciudad con más parques en el país después de Bucaramanga, eso se le abona y hay que reconocérselo pero ha olvidado el campo, es la queja que yo le haría a él de frente y se lo he dicho personalmente”.

PERFIL

Alfonso Araújo Cotes es una de las mentes más brillantes que tiene el departamento del Cesar. Abogado de la Universidad Nacional de Colombia, gobernador del Cesar en dos oportunidades, uno de los padres fundadores del departamento e integrante de un selecto grupo de hombres entre los que también se encuentran Aníbal Martínez Zuleta y José Antonio Murgas, entre otros, quienes aportaron grandes logros a la región.

Araújo también fue Director del Instituto de Fomento Municipal (Insfopal) y Presidente de la Asociación de Ovinocultores del Cesar (Ovicer), así como Representante a la Cámara por Magdalena y Embajador de Colombia en Panamá.