Diario del Cesar
Defiende la región

Cesarenses participaron activamente en elección de las Juntas Comunales

103

POR: NINOSKA REYES URDANETA

Hasta el cierre de las mesas de votación, el proceso de elecciones de las Juntas de Acción Comunal en el departamento del Cesar, transcurrieron en absoluta normalidad. Un total de 1.200 JAC y 6.000 dignatarios lograron ser renovados durante la jornada democrática que fue monitoreada a través de un Puesto de Comando Unificado.

Es así, como el proceso de inició con la instalación del Puesto de Mando Unificado a través del cual se brindaron las garantías a los participantes en los 25 municipios del departamento.

Participaron los órganos de control como la Procuraduría, Defensoría del Pueblo, Registraduría, Fiscalía, Personería, Policía Nacional, Ejército y la Oficina de Participación Ciudadana para hacer una verificación del proceso cuyas reglas están establecidas en la Ley 743 del 2002, según informó Eduardo Esquivel, secretario de Gobierno Departamental.

Fueron escogidos cinco miembros por Junta de Acción Comunal, quienes representan el primer anillo de atención política de los habitantes del departamento.

En la instalación del proceso también se contó con la participación de la Misión de Apoyo del Proceso de Paz de la Organización de Estados Americanos, cuya entidad busca verificar el cumplimiento de esta oportunidad democrática para la ciudadanía.

Para la Misión de Apoyo del Proceso de Paz, los presidentes de Juntas de Acción Comunal y sus cuadros directivos, son vitales para un ejercicio por el que se trabaja constantemente, y es territorialización de las políticas públicas de paz.

La Misión hizo un ejercicio nacional de acompañamiento en los barrios, cuyo equipo visitó los diferentes municipios para cumplir con el monitoreo.

Francisco Rivero, delegado del Ministerio del Interior, dijo por su parte, que el objetivo del Puesto de Mando Unificado, fue logar un proceso democrático justo y transparente en el departamento.

“Ayer fue el día electoral más grande que tiene el país, más de 65.000 juntas eligieron sus comunales en el país, teniendo la oportunidad de sufragar 9 millones de personas aproximadamente”, dijo.

Aunque fue una elección atípica, ya que por pandemia los cronogramas electorales se han modificado, las bases de la fuerza comunal escogieron sus directivas en paz y armonía.

Las elecciones se realizaron en los 1.103 municipios del país para elegir 847.500 integrantes de 63.153 Juntas de Acción Comunal.

La Procuradora General de la Nación, Margarita Cabello Blanco, hizo un llamado a todos los funcionarios vinculados al proceso de elección de miembros de Juntas de Acción Comunal, para que garantizaran el normal desarrollo de la jornada electoral.

En el desarrollo de la función preventiva del órgano de control, los procuradores regionales, provinciales y distritales realizaron el seguimiento a la jornada para verificar su correcta implementación y funcionamiento. Hicieron presencia en los 34 PMU que se instalaron en el país (32 regionales, 1 distrital y el nacional), en coordinación con la Comisión Nacional de Vigilancia Electoral y la Unidad de Vigilancia Electoral.

HABLA LA COMUNIDAD

Hernando Montesinos, delegado de la Junta de Acción Comunal en el barrio Ciudadela 450 Años, manifestó que la jornada se cumplió bajos los estatutos establecidos para las elecciones comunales con la veeduría de la Oficina de Participación Ciudadana, Personería Municipal, Ministerio del Interior y otros entes de control.

“En el barrio estaban habilitadas 800 personas para votar, de las cuales a horas del mediodía ya habían sufragado 240 personas, es decir, el 30% de la cuita para decir que si hubo elecciones justas y transparentes”.

Destacó que el proceso se cumplió en absoluta normalidad, solo algunos detractores que a primera hora del día salieron a perifonear promoviendo el voto en blanco, situación que fue comunicada a los entes de control y fue subsanado el problema a tiempo.

En el barrio Don Alberto, la situación se tornó complicada al inicio de la jornada, ya que muchas personas que acudían a las mesas de votación no estaban registradas en el libro electoral, lo que generó molestias y retrasos, sin embargo, podrían participar más de 1.000 personas, informó Alfomiro Ariza, líder comunal.

Héctor Cubillos, líder del barrio Villa Taxi, informó que a las 3:00 de la tarde se cerraron las mesas electorales, con la participación de 66 electores de los 129 inscritos, lo que representó más 54% de participación.

Destacó que a pesar de algunas diferencias entre los aspirantes, el proceso no fue obstaculizado, por el contrario, la comunidad vivió la fiesta democrática de manera pacífica.

Luis López Uribe, aspirante a la JAC en el barrio OGB, dijo por su parte que la satisfacción ha sido grande, ya que se logró que la comunidad saliera del letargo en la que encontraba, para participar en una jornada tan importante como esta.

“Para OGB fue un día histórico, la comunidad participó masivamente, aunque hubo algunas falencias en el libro electoral que solo registró 400 habitantes aproximadamente, la participación fue alta entre quienes estaban habilitados para ejercer el voto”.

Por su parte Yanice Torres, presidenta de la Asocomuna 3 en Valledupar, reiteró que la principal queja presentada en la mayoría de los barrios es por los libros electorales, ya que muchas habitantes aseguraban no estar inscritos y coartaron el derecho al sufragio.

Sin embargo, destacó al civismo y madurez que mostró la comunidad durante el proceso que culminó con éxito. “Quieren consideren impugnar las elecciones de su barrio están en todo su derecho, para lo cual tienen diez días hábiles para acudir a las instancias competentes”, aseguró.