Diario del Cesar
Defiende la región

Mujeres rurales innovan con modelo de ganadería sostenible

123

POR: NINOSKA REYES URDANETA

Llegar a ser líder de un proyecto que permite generar ganancias, pero a la vez empoderar el rol de la mujer en el proceso productivo de su territorio, era un sueño para Cielo Bernate, una madre cabeza de hogar, a quien la vida le ha dado un vuelco al formar parte de la dinamización económica en el municipio de Becerril, Cesar.

Es una de las nueve mujeres que integran la Asociación Agropecuaria Campo Mujer que hoy implementa un modelo de ganadería silvopastoril, que evita la quema y tala de los árboles, iniciativa que se desarrolla a través del programa ‘El Campo Emprende’, liderado por el Ministerio de Agricultura con apoyo internacional.

SON NUEVE mujeres cabeza de hogar y víctimas de la violencia, las que asumieron el reto de conformar la Asociación Agropecuaria Campo Mujer.

Es un modelo de ganadería sostenible que además genera un aumento en las ganancias, cuida el ambiente y genera empleos para las mujeres rurales en el territorio, quienes combinan las labores cotidianas de la mujer, con una guadaña, arreando ganado y mantener el área óptima para el éxito de la iniciativa.

Los árboles son usados como cercas vivas y dan sombra al ganado, mejoran la fertilidad y las condiciones físicas de los suelos, y son fuente de alimento para los animales, explicó Cielo Bernate, quien afirmó sentirse protagonista del liderazgo de las mujeres rurales en un municipio que ha sido afectado por la pobreza y la violencia.

“En el medio de la ganadería la mayoría son hombres, entonces como somos mujeres piensan que somos el sexo débil y para nada lo somos. Somos muy buenas negociantes; para nosotras, ser mujeres siempre ha sido una ventaja” aseguró.

‘El Campo Emprende’ es una estrategia disponible para varias líneas productivas: artesanías, transformación agropecuaria, turismo rural, negocios verdes y servicios rurales. Y está orientada para apoyar desde varios sectores, como la formación para mejorar la capacidad financiera, educación para incentivar la bancarización y el ahorro, así como gestión en la comercialización y en la comunicación de sus productos o servicios.

La mayoría de beneficiarios del programa, son jóvenes y mujeres rurales, a los cuales se apoya con la cofinanciación de su plan de negocio.

DE LA VIOLENCIA A UNA OPORTUNIDAD 

Así como Cielo, otras ocho mujeres, que además han sido víctimas de la violencia y el desplazamiento, forman parte de este proyecto que se desarrolla en la Vereda Santa Fe, parcela número 13 San Martín, municipio de Becerril.

“Son tierras que en el año 2000 mis padres debieron abandonar por la violencia, episodio negativo que buscamos borrar con este proyecto que hoy permite tener esperanzas para el grupo familiar” explicó Betty Díaz Oyola, representante legal de la Asociación Agropecuaria Campo Mujer, quien reiteró que el equipo está comandado por su madre, hermanas, tías y otros miembros de la familia.

Nueve valientes mujeres, entre 28 y 59 años, son las encargadas de madrugar cada día. El recorrido por los potreros, la alimentación a las 21 cabezas de ganado bovino, la siembra y mantener el buen estado de los árboles de mata ratón, que con vigas de madera se convierten en corrales para los animales, es la dura tarea que diariamente ejercen para sacar adelante las 54 hectáreas que integran la parcela.

“Todo empezó por iniciativa de una de mis hermanas que es ingeniera en Mecatrónica, además de mi hermano que es profesor. Ellos con sus conocimientos investigaron y vieron la posibilidad de aplicar a la convocatoria de ‘El Campo Emprende’, cuyo primer desembolso del Ministerio de Agricultura fue de 24 millones de pesos en una primera fase, y $16 millones en la segunda etapa”, explicó.

El proceso consistió en la compra de los terneros que están en proceso de ceba para su posterior venta que en la actualidad alcanzan hasta 350 kilos. “Contamos con un banco de alimentos donde el pasto se convierte en silo, que posteriormente es almacenado para la temporada de verano, y así garantizar la alimentación del ganado durante las temporadas más difíciles”.

PROYECCIONES

Díaz afirmó que el proyecto nació en plena pandemia y ya casi se cumple un año de labores, sin embargo, los resultados aún están en proceso y con proyección a seguir mejorando. “Ya estamos aplicando a nuevas convocatorias a través del Ministerio de Agricultura en vista del cumplimiento de las metas pautadas. Queremos adecuar unos corrales para vacunar al ganado y alcanzar una productividad que permita generar empleos en el futuro, principalmente para mujeres que al igual que nosotras, tienen la meta de triunfar a través de una empresa fortalecida.

“El Campo Emprende cofinancia emprendimientos ambientalmente sostenibles que promueven la participación, el empoderamiento y liderazgo de mujeres rurales ubicadas en municipios que han sido afectados por la pobreza y violencia, que logran transformarse en agentes de cambio en sus territorios a partir del desarrollo y fortalecimiento de sus capacidades”, aseguró el ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Rodolfo Zea Navarro.

En el Cesar, ‘El Campo Emprende’ ha destinado $3.880 millones para la creación y el fortalecimiento de 97 asociaciones, beneficiando a 1.054 familias de los municipios de Agustín Codazzi, Becerril, La Jagua de Ibirico, La Paz, Manaure Balcón del Cesar, Pueblo Bello y San Diego.