Diario del Cesar
Defiende la región

Suspendido el gerente del hospital de La Paz

1.530

El gerente del hospital Marino Zuleta Ramírez, del municipio de La Paz, Cesar, Josué Calixto Gutiérrez,  fue suspendido provisionalmente, mientras se adelanta un proceso disciplinario por presuntas irregularidades en la administración del centro asistencial.

El personero de la población, Samuel Figueroa, explicó la naturaleza de la medida, cuyo detonante fueron las reiterativas quejas de algunos empleados que reclaman cinco meses de salarios.

“En noviembre conocimos verbalmente unas presuntas irregularidades al interior del hospital, una de ellas fue la vinculación sin contrato por dos meses lo que representa una falta disciplinaria estipulada en la Ley 734 del 2002. Hicimos los requerimientos respectivos, el 23 de ese mismo mes radiqué un documento en el que solicitaba la contratación y unos certificados para verificar cuál era el personal adscrito al centro asistencial y darle credibilidad a lo que los querellantes decían, de ese oficio nunca hubo respuesta”, aseguró el representante del Ministerio Público.

Insistió en que “tratamos de dialogar con las directivas del hospital y lo que se manifestaba era que se acudiría a un contrato de transacción, hecho que tampoco se dio, incluso se llevó a debate en el Concejo. Posteriormente hubo una nueva querella al ver que la situación continuaba igual por lo que expedí una función preventiva y de advertencia exhortando al gerente sobre estos hechos y que se informara a mi despacho, pero respondieron muy escuetamente”.

Posteriormente, “la queja fue radicada ante la Procuraduría en la que los afectados aseguraron que los hicieron firmar unas retractaciones por lo que iniciamos el proceso disciplinario debido a estas presuntas faltas en la que tomamos la determinación de suspender al gerente Josué Gutiérrez para que no  tenga ningún tipo de incidencia en la investigación y que no coaccione a los afectados”.

El Personero Samuel Figueroa aseguró que “ya le había manifestado al gerente mi preocupación porque parte de la crisis financiera del hospital Marino Zuleta se debe a la cantidad de demandas que hay en contra del centro asistencial”.

Vale recordar que en un oficio enviado a la Procuraduría Provincial de Valledupar empleados del hospital de La Paz solicitaban al ente de control intermediar para que les cancelen los cinco meses de salarios que les adeudan del 2018.

En medio del hermetismo y silencio de los afectados por temor a represalias, se conoció que personal del área de urgencia y consulta externa, médicos, enfermeras y conductores son los perjudicados con la deuda del centro asistencial con los contratistas.