Diario del Cesar
Defiende la región

Familias restituidas recuperaron la finca que fue de Diomedes Díaz

468

El Tribunal Superior del Distrito Judicial de Cartagena ordenó la restitución del predio Las Nubes, ubicado en el corregimiento de Badillo, jurisdicción del municipio de Valledupar, Cesar.

El terreno, que perteneció al fallecido cantautor vallenato Diomedes Díaz. tiene una extensión de 363 hectáreas con 155 metros cuadrados.

La decisión tomada por el Tribunal beneficia a 18 familias, representadas por Joaquín González Hinojosa, Ena Mercedes Daza Ochoa, Manuel Joaquín González Oñate, Juan José Daza González, Rosario Elena González, Carlos José Daza González, Aleida Daza González y Wildon Enrique Daza González.

También fueron favorecidos con el fallo Jader Enrique González Cujía, Isabel Francisca González Hinojosa, Leonel Enrique Peralta González, Edilberto González Maestre, José Enrique González Maestre, Fabián Eliecer González Maestre, Nefer Jesús González Maestre, Manuel Rodolfo González Maestre y Luz Meris González Maestre.

“Estamos felices de regresar. Recuperamos lo que la violencia nos quitó y, ahora, vamos a aprovechar esta oportunidad para tener una mejor vida”, afirmó Fabián González, beneficiario de restitución, a la página oficial de Unidad de Restitución de Tierras.

Según la sentencia, este caso está relacionado con un despojo. En 1998, las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) llegaron al corregimiento de Badillo. El grupo armado al margen de la ley les exigió a los solicitantes el pago de una cuota anual, por valor de un millón de pesos, así como la utilización de un radio de comunicaciones en la finca.

 

ASÍ LLEGÓ A MANOS DEL ‘CACIQUE’

Se conoció también, a través del documento, que los paramilitares arribaron al predio Las Nubes en marzo de 2004 para informarles a los solicitantes que tenían 24 horas para desocupar el inmueble. Acto seguido, el predio fue entregado a un testaferro de un exjefe paramilitar; al morir, la tierra fue traspasada a una mujer.

A su vez, esta persona lo vendió a un tercero, y este hizo negocio con Diomedes Díaz Maestre, quien finalmente hizo un contrato con la esposa de su mánager, Teodora Daza. Los documentos oficiales indican que Daza protocolizó la compraventa del predio por $84.000.000.

“La sentencia señala que los beneficiarios recibirán, por parte de la Unidad de Restitución de Tierras, un acompañamiento y asesoría durante todo el proceso de postulación y trámites necesarios para los proyectos productivos, postulación al subsidio de vivienda, y el subsidio integral de tierras” aseguró el director (e) de la URT en Cesar y La Guajira, Jorge Cháves.