Diario del Cesar
Defiende la región

Pentágono nombra a nuevo jefe para Medio Oriente

273

El general Frank McKenzie asumió ayer  el liderazgo del Comando Central estadounidense, que supervisa las operaciones militares de Washington en países como Siria y Afganistán.

En una ceremonia conducida por el secretario de Defensa interino, Patrick Shanahan, McKenzie prometió continuar con el trabajo realizado por su antecesor, el general Joseph Votel, que se retira.

Por su parte, Votel dijo que, pese a que el Estado Islámico (EI) perdió su “califato” y que parece haber avances en las conversaciones de paz con los talibanes, la presencia militar estadounidense en Siria y Afganistán aún es necesaria.

“Es hora de poner fin a estos conflictos. No será tan rápido como nos gustaría, pero se puede lograr si continuamos teniendo presentes nuestros objetivos e intereses, confiando en nuestros socios y capacitando a nuestras fuerzas”, destacó Votel.

McKenzie, de 62 años, conoce Afganistán, donde estuvo dos veces desplegado, y también ha servido en Irak.

Durante su audiencia de confirmación en diciembre expresó su preocupación sobre una salida militar prematura de Afganistán, donde a comienzos de 2015 las fuerzas locales reemplazaron a las tropas de la OTAN en la lucha contra los talibanes.