Diario del Cesar
Defiende la región

El ´dossier´ criminal 

115

A sus 16 años inició su camino en la ilegalidad. Alias Otoniel nació en Necoclí, Antioquia, en 1971; actualmente tiene 50 años. Desde el 2012, cuando murió su hermano Juan de Dios Úsuga, alias Giovanny, asumió el cargo de jefe máximo de la organización criminal del Clan del Golfo, que surgió en el 2006.

En el año 1987 ingresó a la guerrilla del Ejército Popular de Liberación (EPL); posteriormente, tras desmovilizarse en 1991, regresó a la ilegalidad uniéndose a las Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá, en donde trabajó bajo el mando de alias “Don Mario”, jefe financiero del bloque, lavando activos y administrando el pago de extorsiones.

Pese a que en 2005 volvió a entregar las armas, “Otoniel” se alió nuevamente con alias ‘Don Mario’ para ayudar a formar la organización criminal del Clan del Golfo, también conocida como Los Urabeños, el Clan Úsuga y las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC).

Actualmente es considerado como el narcotraficante más buscado de Colombia, por lo que, entre otras, el gobierno de Estados Unidos ofrecía una recompensa de hasta cinco millones de dólares por información que facilitara su captura.

Se le acusa de terrorismo, asesinato, secuestro, extorsión, narcotráfico y otros delitos como paros armados, masacres, concierto para delinquir, reclutamiento forzado de menores, abuso sexual, y fabricación, tráfico y porte ilegal de armas.

Otoniel operaba principalmente en Urabá; se movilizaba en la región del Nudo de Paramillo, que conecta a Antioquia con el sur de Córdoba. La información que manejaba la Dijin, apuntaba a que el narcotraficante se encontraría entre los municipios antioqueños de Mutatá y Chigorodó, al noroeste del departamento de Antioquia.