Diario del Cesar
Defiende la región

Proposición para relaciones con Venezuela nació muerta

75

La proposición, que es uno de los recursos que tienen los congresistas colombianos para dejar constancia de sus posiciones y que no siempre es vinculante, esta semana en el Senado de la República tuvo un protagonismo especial, al punto que suscitó una controversia a nivel internacional.

Se trató de la proposición que radicaron los senadores opositores de la Alianza Verde, Yezid García y Jorge Guevara, en la cual pedían al gobierno del presidente Iván Duque procediera a recomponer las relaciones diplomáticas con Venezuela. Además, se solicitaba a los presidentes del Congreso de Colombia y a la Asamblea de Venezuela la creación de una comisión bilateral y trabajar en la normalización de relaciones diplomáticas.

Aunque la misma parecía ser una proposición más de las que en cada plenaria se tramitan, a la postre fue aprobada, y al rato empezó a suscitar una controversia que ni sus autores creyeron que la misma iba a generar.

La proposición de inmediato alertó a las agencias de noticias internacionales, al punto que el régimen de Nicolás Maduro se pronunciara. Maduro incluso acogió la misma y sostuvo que “le damos una aplauso a esta iniciativa tomada por el Poder Legislativo de Colombia”.

Aunque el presidente del Senado, Juan Diego Gómez, envió una nota a la Asamblea de Venezuela en ese sentido, tuvo que salir a precisar que en la misma proposición y comunicación no se estaba sustituyendo la función del presidente de la República, de manejar las relaciones internacionales.

Según Gómez, “debo informar a los ciudadanos que la proposición aprobada en el Senado, de ninguna manera sustituye las facultades constitucionales del manejo de la relaciones internacionales en cabeza del presidente Iván Duque, quien ha sido categórico en afirmar que el Estado colombiano no reconoce el gobierno de Nicolás Maduro”.

Para Gómez, “cualquier avance en el restablecimiento de las relaciones diplomáticas es facultad exclusiva del Presidente de la República a través de la Cancillería. Pensar que se puede reconocer o desconocer desde el Congreso de Colombia un gobierno, es un enorme error”.

Pero la precisión de Juan Diego Gómez llegó luego de que el presidente Iván Duque, se refirió en líneas generales sobre el tema, al decir que mientras que siga Maduro en su gobierno no se restablecerá la relación.

“Nosotros no vamos a claudicar en la defensa de la carta democrática, ni en los valores en los cuales creemos. Mientras yo sea el presidente de Colombia no vamos a reconocer (a Nicolás Maduro), reconocerlo sería una claudicación en los valores que ha defendido históricamente nuestro país; sería una claudicación frente a la miseria que ha tenido que vivir el pueblo venezolano por cuenta del oprobio”, precisó el mandatario cuando recibió al secretario de Estado de los Estados Unidos, Antony Blinken.