Diario del Cesar
Defiende la región

Detectados 18 casos de cáncer de cuello uterino

536

En el Cesar se han presentado 18 casos de cáncer de cuello uterino en el presente año, una enfermedad que preocupa a las autoridades del sector por la incidencia y el crecimiento que ha tenido en el país.

El mundo conmemora el Día del Cáncer de Cuello Uterino  y en el Cesar las autoridades departamentales de salud trabajan para espacios de capacitación y prevención respecto a esta enfermedad.

Cifras oficiales revelan que hasta la semana número 10 del presente año se habían presentado en el  Sistema Nacional de Vigilancia en Salud Pública –SIVIGILA-, un caso tardío, es decir muy posterior al diagnóstico, de cáncer de cuello uterino procedente del municipio de Aguachica, sur del Cesar.

De igual manera da a conocer que en total se han presentado 18 casos por esta enfermedad en el departamento, siendo los municipios de Valledupar y Aguachica con cuatro casos cada uno, las poblaciones que más presentan esta patología con el 22.2 por ciento.

Luego aparecen en su orden Río de Oro con tres casos, El Paso con dos, y Bosconia, Chimichagua, La Gloria, San Alberto, y San Martín respectivamente, con una patología cada municipio.

Agrega el Sistema Nacional de Vigilancia en Salud Pública que las edades de los casos reportados se encuentran en el rango de 18 hasta 75 años y el régimen de afiliación es del 77 por ciento, lo que indica que 14 de los 18 casos es subsidiado.

El portal explica que si se toma como paralelo o  un comparativo con esta misma semana epidemiológica del 2018, se evidencia un aumento del 500 por ciento, dado que solo se presentaron tres casos; sin embargo las autoridades de salud le dijeron a DIARIO DEL CESAR que el proceso no era tan exhaustivo y no tenía una medición precisa como ahora, por lo que pudieron haberse registrado más casos en la vigencia anterior.

Con respecto al cáncer de cuello uterino en menores de edad, se han presentado dos casos en el departamento del Cesar en los municipios de Manaure y Valledupar.

Agrega Sivigila que “la edad de los casos notificados es de 3 años, ambos de sexo femenino y según el tipo de cáncer corresponden a neuroblastoma y linfoma mieloide aguda respectivamente”.

 

A NIVEL PAÍS

El cáncer de cuello uterino producido por el virus del papiloma humano ocupa el segundo lugar en muertes por cáncer con 4.462 casos nuevos y 1.861 muertes cada año.

La situación es complicada en el territorio nacional, al punto que solo en 2018 murieron cinco mujeres cada día y se diagnosticaron más de tres mil nuevos casos de esta patología.

De acuerdo con la Liga de Lucha Contra el Cáncer de Colombia, en el país se dictaminan unas 5.500 mujeres con carcinoma año tras año, de las cuales mueren entre 2.000 y 2.500. En América Latina y el Caribe, por ejemplo, donde el año pasado se reportaron 72.000 casos nuevos y fallecieron 34.000 mujeres por este tipo de granuloma, la tasa de mortalidad es tres veces más alta que en Norteamérica.

“Resulta incomprensible que una enfermedad que se puede prevenir con una vacuna que en Colombia es gratuita (incluida en el plan ampliado de inmunización), acabe cada año con la vida de cerca de dos mil colombianas. El cáncer de cuello uterino ocupa el segundo lugar a nivel mundial en la población femenina tanto en incidencia como en muertes. 527.672 casos nuevos al año y 265.672 muertes”, destacó la Liga Colombiana de Lucha contra el Cáncer.

 

DETECCIÓN

Ante el panorama de este cáncer en el país, Profamilia anunció que, por primera vez, las colombianas tendrán acceso a una de las pruebas más sofisticadas que existen para identificar qué tan en riesgo están por el Virus del Papiloma Humano, que actualmente es el culpable del 70% de los casos a nivel global de cáncer cervical.

Se trata de la implementación del diagnóstico molecular para la detección temprana del virus del Papiloma Humano, una prueba altamente sensible, “usada en Estados Unidos y Europa, la cual tiene mayor capacidad para advertir el riesgo presente y futuro antes de que éste genere las lesiones en el cuello uterino que facilitan la aparición del cáncer”, explicó la entidad.

El gran beneficio de este proceso es que existen casos en que las mujeres pueden tener el virus y aun así no presentar cambios celulares. La prueba, sin embargo, detectaría eso para que esa paciente tenga un seguimiento preventivo.