Diario del Cesar
Defiende la región

´Megaoperativo´ en 45 cárceles, entre ellas la ´Rodrigo de Bastidas´

120

El Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec) desarrolló un gigantesco operativo en 45 cárceles del país, entre ellas la de Santa Marta.

El despliegue se inició a las 5:00 a.m. y tenía como fin incautar elementos prohibidos dentro de los penales. Lo anterior, luego de las denuncias de actividades ilegales que se realizan tras las rejas como microtráfico, direccionamiento de organizaciones criminales o extorsión, entre otros.

Al menos 1.400 hombres entre la guardia y el grupo de operaciones especiales del Inpec estuvieron en los centros de reclusión en simultáneo, acompañados, incluso, por el ministro de justicia Wilson Ruiz.

Las cárceles intervenidas están ubicadas en Yopal, Guaduas, Neiva, Pitalito, Espinal, Leticia, Girardot, Modelo Bogotá, Florencia, Cómbita y Villavicencio. También hay operativos en La Picota.

Así mismo, las penitenciarías de Itagüí, Pedregal, Puerto Triunfo. Palmira, Jamundí, Popayán, Cali y Pasto fueron objeto de la intervención.

En el oriente del país se desplegó el operativo en las prisiones de Cúcuta, Girón, Aguachica, Arauca, Barrancabermeja, Bucaramanga, Málaga, Ocaña; Pamplona, San Gil, Socorro, Vélez y San Vicente del Chucurí.

Por el norte colombiano el registro se hizo en Valledupar, Cartagena, Sincelejo, Modelo Barranquilla, Montería, Santa Marta y Riohacha. De igual forma los establecimientos carcelarios de Ibagué, Dorada, Manizales, Pereira y Calarcá también fueron intervenidos.

El ministro de Justicia indicó que se investigan a 83 miembros de la guardia del Inpec que podrían estar involucrados en favorecimientos a presos mediante la entrega de celulares y otros objetos para facilitar delitos como la extorsión desde el interior de los centros penitenciarios. De esta cifra, nueve exfuncionarios están detenidos, el resto fueron destituidos y están siendo investigados.

Por su parte, el general Mariano Botero, director del Inpec, reconoció que los entornos de las cárceles en Colombia se han convertido en lugares vulnerables, “porque estos delincuentes generan lo que se conoce como bombardeo: lanzan desde el exterior al interior elementos prohibidos como sustancias estupefacientes y celulares”.

Según Botero, en medio de los operativos en las cárceles del país se encontró hasta una paloma mensajera entrenada para ingresar celulares “y en este caso marihuana” a un centro penitenciario de Boyacá.

En total, estas acciones de intervención dieron como resultado la incautación de 756 celulares y 2011 accesorios para los mismos, 792 armas blancas, 392 litros de licor, 1.956 gramos de marihuana, 3.254 de cocaína y alrededor de $9.940.900 en efectivo.

Estos elementos incautados, pasarán a la cadena de custodia y establecida, para comenzar con las respectivas investigaciones según sea el caso.

“Estos operativos se seguirán haciendo de manera regular, porque de esta manera buscamos reducir la violencia en nuestro país”, aseguró el ministro.

Así mismo, el jefe de la cartera de justicia aseguró que quedó impactado, porque “solamente en una de las celdas (en la celda 10 de la Picota) hemos descubierto quince celulares… De acuerdo con informes de inteligencia, desde acá están operando bandas delincuenciales, extorsionando y hasta ordenando homicidios, como vimos que pasó en Barranquilla con el asesinato de varios comerciantes por disposición de los internos”.