Diario del Cesar
Defiende la región

Faltan por capturar a otros dos implicados en crimen de ´Puro´

449

La Directora de La Fiscalía Seccional Cesar, Maritza Chavarro Anturi, dijo que el asesinato de Juan Felipe Ustáriz González, fue planeado por sus trabajadores de confianza, cuando se sintieron descubiertos por el ganadero, por los  robos de ganado, leche y algunos elementos de la estancia agrícola que estaban cometiendo en la finca Filadelfia, propiedad de la víctima.

Investigadores del CTI de la Fiscalía del Cesar le ´roncan´ al cuello a otros dos implicados en el asesinato del ganadero Juan Felipe ‘Puro’ Ustáriz, tras quedar comprobada la participación de tres empleados suyos en el atroz crimen.

Gracias a un engranaje tecnológico y con elementos de punta en materia de interceptación y grabación de conversaciones, el CTI pudo desentrañar la manera como fue urdido el plan para asesinar al prestante ganadero.

El sentirse descubiertos por los robos continuos de ganado, leche y algunos elementos de la estancia agrícola de Juan Felipe ‘Puro’ Ustáriz, que venían perpetrando desde meses atrás los hombres de confianza del ganadero, fue la causa para que ejecutaran su asesinato el pasado 20 de enero en inmediaciones de la finca Filadelfia de su propiedad,  ubicada en la vereda Camperucho, zona rural de Valledupar.

La directora de Fiscalía Seccional Cesar, Maritza Chavarro Anturi, dijo al respecto que “los capturados venían robándole el ganado, esta actividad ilícita era recurrente ya con anterioridad el señor Ustáriz les había advertido que estaban haciendo este tipo de defraudaciones; este es un caso que se adelantó en tiempo record, en dos meses ya se dieron resultados, donde se vieron involucradas 5 personas, las personas que se encontraban en el sitio de los hechos de ese fatídico 20 de enero” aseveró.

Precisó que las otros sujetos vinculados a la investigación, son allegados a la víctima y ya se expidieron órdenes de captura en sus contras. “Tenemos órdenes de captura que están pendientes por materializar y que esta sea la oportunidad para hacer un llamado a esas personas que saben que están siendo buscadas por la Fiscalía para que se presenten, se entreguen porque de no hacerlo en algún momento nosotros los vamos a capturar; en esa tarea estamos, tal como se desarrolló el caso el fin de semana las capturas contundentes a partir de los elementos de conocimiento que nos permitieron hacer unas imputaciones de cargos muy certeras, al punto que estos indiciados terminaron allanándose” recalcó la funcionaria pública.

Desde ese mismo día que ultimaron de dos disparos a ‘Puro’ y luego incineraron su cadáver al interior de la camioneta de su propiedad, los policías judiciales del Cuerpo Técnico de Investigación de la Fiscalía, iniciaron una ardua investigación para dar con la aprehensión de los autores materiales e intelectuales de la acción criminal. La instalación de micrófonos en el predio donde ocurrió el asesinato, además de las interceptaciones telefónicas, fueron pieza fundamental para que las autoridades descubrieran a los responsables del asesinato que conmocionó a los vallenatos, al sector agrícola y al gremio ganadero.

 

PURO DESCUBRIÓ LOS ROBOS AL INTERIOR DE SU FINCA

“Empezamos el mismo día de los hechos, en desarrollo de unos actos urgentes se imparten unas órdenes a policía judicial y se desarrolla distintos actos de investigación que finalmente nos permite llegar al convencimiento de la vinculación de estas personas en este sonado caso. Todas tenían relación, excepto una tenía esa relación de tiempo atrás, inclusive donde mediaba por decirlo de alguna manera, un lazo de confianza porque ya llevaban bastante tiempo trabajando al servicio de la familia Ustáriz. Ya Juan Felipe les había advertido que estaban haciendo este tipo de fraudes y una vez más el pasado 20 de enero, constata que faltaban unas reses, que había algunos terneros sin marcar que la producción de la leche había bajado ostensiblemente en un 50%; ya venían pensando el tema y había sido planeado con anterioridad para ese día efectivamente ultimar ese día la vida del señor Juan Felipe Ustáriz” precisó la jefe seccional del organismo investigativo.

 

LOS AUTORES MATERIALES E INTELECTUALES

El primer individuo apresado por el homicidio de Ustáriz González, fue Ladimir Antonio Luna Cano, de 29 años, apodado ‘El Ñato’, o ‘Blacho’, quien fue la persona que le propinó los dos disparos que segaron la vida de la víctima y luego calcinó el cadáver. Este sujeto no tenía ninguna relación con el fallecido.

Este pistolero aceptó los cargos de homicidio agravado en concurso heterogéneo y simultáneo con fabricación, tráfico, porte o tenencia de armas de fuego, accesorios, partes o municiones e incendio y confesó al ente acusador, que los autores intelectuales  eran: Óscar Antonio Pupo Martínez,  el conductor de Juan Felipe Ustáriz que durante 10 años trabajó al lado de él  y de acuerdo a un testigo de la Fiscalía, ordenó su muerte al sentirse descubierto por su propio  de jefe de los hurtos que le había cometido en su propio predio. La otra persona implicada es Jackson Cano Samurai, quien había sido procesado el sábado anterior por el homicidio de un jornalero, en hechos ocurridos el primero de octubre en el corregimiento de Mariangola, este individuo era el administrador de la finca Filadelfia.

Estos sujetos fueron judicializadosel lunes pasado,en el Palacio de Justicia de Valledupar por los delitos de homicidio agravado en concurso heterogéneo y simultáneo con fabricación, tráfico, porte o tenencia de armas de fuego, accesorios, partes o municiones, e incendio y en la audiencia concentrada, se allanaron a los cargos, al igual que Luna Cano.

La Fiscalía señaló que Jackson Cano entregó el revólver con el que fue asesinado El ‘Puro’ Ustáriz, luego se habría encargado de recoger el arma para deshacerse de ella. Pupo y Cano pidieron perdón por el crimen cuando el juez de la República les ordenó la medida de aseguramiento intramural.

 

ASÍ OCURRIÓ EL HOMICIDIO DE ‘PURO’

El asesinato del ganadero sucedió en la mañana del 20 de enero del presente año cuando se disponía a hacer una vacunación a un ganado que tenía agrupado. Por tal razón, llegó a la finca aproximadamente a las 7:30 a. m., en compañía de Óscar Pupo, y el vacunador Daniel Almenares; allí los esperaban los trabajadores Jackson Cano Surmay y Julio Cesar Estrada Tobías, encargados de recoger los animales.

 “Las labores de vacunación culminaron dos horas después y Juan Felipe estableció que en el conteo le faltaban unas reses y se encontraron varios terneros sin marcar. Después llamó a su madre y le contó el hallazgo; minutos después, a la posesión ingresan dos personas desconocidas, vestidos con camisa manga larga, guantes y pasamontañas, que portaban armas de fuego  tipo revolver, e intimidan a todos lo que se encontraban en el sitio”, aseveró el delegado de la Fiscalía 9 Seccional en la audiencia de imputación.

Agregó que después, uno de los delincuentes sometió a Jackson Cano y a Julio Estrada tirándolos al suelo, mientras que el otro increpó al occiso y a sus dos acompañantes.

“Los dos primeros quedan acostados en el piso mientras que Juan Felipe queda arrodillado. En ese momento, uno de los hombres lo sujeta, lo agarra por el cuello y se lo lleva a las sillas traseras de la camioneta que estaba parqueada a pocos metros; los sube y le dispara en la parte de atrás de la cabeza, cierra la puerta del carro, regresa donde se encontraba el resto de personas y su compañero, pidiéndole a este que le quitara los celulares a todos. Antes de irse, la persona que disparó contra Juan Felipe les advierte que no se paren o los asesinaba, y antes de volver a montarse en la camioneta le pega con el arma a Pupo y Almenares, partiéndoles la cabeza”, agregó el acusador.

Por este hecho violento, las autoridades ofrecieron una recompensa de 50 millones de pesos por información que condujera a dar con la identidady paradero de los responsables, al interrogarle a la directora de la Fiscalía Seccional Cesar sobre si hubo o no el pago de dicha recompensa, se abstuvo a dar información argumentando que ese detalle hace parte de la investigación dentro del  proceso.