Diario del Cesar
Defiende la región

Cayó hombre que atentó a bala contra lideresa arhuaca

127

Un juez de control de garantías envió a la cárcel a Richard Camilo Izquierdo Villafañe, señalado por la Fiscalía de ser el autor material de un atentado a bala en el que resultó víctima la lidereza arhuaca María Yoleida Pérez Torres, el pasado mes de abril en zona rural de Valledupar.

Pérez Torres, líder de mujeres y gestora social del pueblo indígena arhuaco, recibió tres disparos con arma de fuego en hechos registrados en la vereda La Montañita, del corregimiento de Azúcar Buena, en jurisdicción de la capital del Cesar.

Izquierdo Villafañe fue ubicado y capturado, tras labores investigativas y mediante aportes de fuentes humanas, en el municipio de Barbosa, Antioquia, donde se mantuvo escondido desde la ocurrencia del ataque a bala. 

LA LIDERESA ARHUACA María Yoleida Pérez Torres, de 36 años, fue víctima del atentado en la vereda ‘La Montañita’, del corregimiento de Azúcar Buena, jurisdicción de Valledupar.

“Ese individuo huyó del lugar, por lo que inmediatamente nuestras unidades de policía judicial, con nuestras unidades de inteligencia y nuestra Fiscalía General de la Nación empezamos a realizar las labores de campo, para hacer la investigación y de esta manera dar con el paradero de este individuo, siendo ubicado en Antioquia”, informó el coronel Elkin Corredor, comandante operativo del departamento de Policía del Cesar. 

La Fiscalía imputó a Izquierdo Villafañe el delito de tentativa de homicidio.

Por este hecho, el juez de control de garantías le ordenó medida de aseguramiento en centro carcelario.

EL ATENTADO

Mientras se encontraba al interior de su vivienda ubicada en la vereda ‘La Montañita’ del corregimiento Azúcar Buena, jurisdicción de Valledupar, María Yoleida Pérez Torres, de 36 años, fue impactada de tres disparos a mano de dos hombres que irrumpieron en su hogar. 

La mujer de la etnia arhuaca, madre y autoridad de la comunidad Birwa, asentamiento ubicado a una hora del corregimiento en mención, se encontraba durmiendo en su hogar, hasta donde llegaron los hombres y tocaron la puerta, en vista que no les abrieron forcejearon y lograron ingresar, en donde la vieron acostada en la cama y sin mediar palabras le dispararon en tres ocasiones.

Al momento del atentado la víctima dormía con su hijo menor de un año, por lo que el atentado generó todo tipo de rechazos por el pueblo arhuaco. 

Tras el hecho, la lidereza fue ingresada al Hospital Rosario Pumarejo de López de Valledupar, en donde fue intervenida quirúrgicamente para tratar las heridas en hombro izquierdo, tórax y espalda.