Diario del Cesar
Defiende la región

Conductor de ‘Puro’ Ustáriz fue quien lo mandó a matar

1.273

Óscar Antonio Pupo Martínez, conductor del ‘Puro’ Ustáriz durante los últimos 10 años, aceptó haber planeado y ordenado la muerte de su patrón al saber que él había descubierto que le venía robando ganado y otras cosas de su finca.

  Investigadores del CTI desentrañaron los enigmas del crimen, tras el empleo de sofisticados elementos tecnológicos con los cuales se pudo saber cómo se cometió el asesinato.

El principal móvil del empleado del ganadero para matarlo, es que la víctima se dio cuenta que lo estaba robando.

“Si acepto los cargos y le pido perdón a la familia de la víctima y a Dios”. Estas fueron las palabras con las que otros dos empleados de Juan Felipe ‘Puro’Ustáriz, vinculados a su macabro crimen ocurrido el pasado 20 de febrero, confesaron ayer ante la justicia que participaron en su asesinato, planeado con anterioridad por varios de sus trabajadores.

Dichas personas fueron Óscar Antonio Pupo Martínez, conductor de los Ustáriz durante los últimos 10 años, y Jackson Cano Surmay, quien desde hace cinco años laboraba como jornalero de la finca Filadelfia, de propiedad de la familia, ubicada en la vereda Camperucho, jurisdicción del corregimiento Los Venados, de Valledupar.

La confesión se dio al término de la audiencia de formulación de imputación que en la tarde de este lunes se efectuó en una sala del Palacio de Justicia de esta ciudad, ante el Juzgado Segundo Promiscuo Municipal con Funciones de Control de Garantías de Codazzi, en la que la Fiscalía 9 Seccional, encargada de la investigación, les endilgó cargos como coautores del delito de homicidio agravado en concurso heterogéneo y simultáneo con fabricación, tráfico, porte o tenencia de armas de fuego, accesorios, partes o municiones, e incendio.

El primer sindicado fue capturado en la noche del domingo por funcionarios del CTI en el barrio El Refugio de esta capital, en atención a una orden de captura emitida en su contra por el hecho, mientras que el siguiente fue notificado en prisión de su requerimiento, dado que recientemente fue apresado por otro asesinato ocurrido sobre el mismo sector donde mataron al ‘Puro’ Ustáriz.

Luego de su aceptación a cargos, el tribunal decidió imponerles la medida de aseguramiento en establecimiento carcelario en tanto un juez con funciones de conocimiento les otorga la condena que recibirán por el crimen.

SU CHOFER LO HIZO MATAR

Durante la diligencia, el ente acusador aseguró que las investigaciones realizadas en torno al hecho permitieron establecer que el homicidio de Juan FelipeUstáriz fue ordenado por Óscar Pupo y que Jackson Cano fue quien entregó el arma de fuego con el que le propinaron los dos disparos que acabaron con su vida.

De acuerdo al escalofriante relato del ente acusador, Óscar Pupo orquestó la muerte de su patrón al saber que este descubrió que él era responsable de algunos hurtos que se estaban presentando al interior de la posesión San Joaquín, situada en la finca Filadelfia.

“Juan Felipe se había enterado de unos hurtos continuos que estaba haciendo Óscar Pupo; que se robaba la leche, las reses, la gasolina, y Juan Felipe puso esta situación en conocimiento a sus padres, cosa que al parecer no le gustó a Pupo porque ponía en riesgo su trabajo. Entonces este señor decide planear el asesinato, e incluso la orden se extendía hasta quemar el cuerpo para no dejar ninguna evidencia”, informó el fiscal.

Dijo también que luego de realizar varias pesquisas, entre las que se resaltan entrevistas a testigos presenciales del hecho, incluso el mismo Pupo Martínez, y los resultados entregados por Medicina Legal cuando se pudo constatar que los restos calcinados hallados al interior del vehículo del ‘Puro’ Ustáriz eran de él, se confirmó que este inicialmente fue asesinado a bala y luego incinerado.

ASÍ FUE EL CRIMEN

El asesinato del ganadero sucedió en la mañana del 20 de enero del 2019, cuando se disponía a hacer una vacunación a un ganado que tenía agrupado. Para ello  llegó a la finca aproximadamente a las 7:30 a. m., en compañía de Óscar Pupo, y el vacunador Daniel Almenares; allí los esperaban los trabajadores Jackson Cano Surmay y Julio Cesar Estrada Tobías, encargados de recoger los animales.

“Las labores de vacunación culminaron dos horas después y Juan Felipe estableció que en el conteo le faltaban unas reses y se encontraron varios terneros sin marcar. Después llamó a su madre y le contó el hallazgo; minutos después, a la posesión ingresan dos personas desconocidas, vestidos con camisa manga larga, guantes y pasamontañas, que portaban armas de fuego  tipo revolver, e intimidan a todos lo que se encontraban en el sitio”, contó la Fiscalía.

Agregó que después, uno de los delincuentes sometió a Jackson Cano y a Julio Estrada tirándolos al suelo, mientras que el otro increpó al hoy occiso y a sus dos acompañantes.

“Los dos primeros quedan acostados en el piso mientras que Juan Felipe queda arrodillado. En ese momento, uno de los hombres lo sujeta, lo agarra por el cuello y se lo lleva a las sillas traseras de la camioneta que estaba parqueada a pocos metros; los sube y le dispara en la parte de atrás de la cabeza, cierra la puerta del carro, regresa donde se encontraba el resto de personas y su compañero, pidiéndole a este que le quitara los celulares a todos. Antes de irse, la persona que disparó contra Juan Felipe les advierte que no se paren o los asesinaba, y antes de volver a montarse en la camioneta le pega con el arma a Pupo y Almenares, partiéndoles la cabeza”, agregó.

En días pasados, el investigador señaló a Ladimir Antonio Luna Cano, de 29 años, conocido como alias ‘el Ñato’, quien es primo de Jackson Cano, como el autor material del crimen y por ello fue judicializado el pasado sábado e imputado por los mismos delitos, de los cuales se declaró culpable.

Según la confesión que este hizo durante la audiencia de imposición de medida de aseguramiento celebrada ese mismo día en el complejo judicial de Valledupar, fue él quien le propinó los disparos al ganadero y posteriormente quemó su cuerpo.

Finalmente y a unos cuatro kilómetros de la finca, los dos asesinos se bajaron de la camioneta, regaron con gasolina en el cuerpo de Juan Felipe y la parte externa del vehículo, prendieron fuego al cadáver e iniciaron el incendio que se expandió por todo el automóvil, el cual abandonaron envuelto en llamas.

LOS IMPLICADOS

Hasta el momento son tres las personas vinculadas al crimen de Juan Felipe Ustáriz, aunque según el dicho de la Fiscalía, más personas están implicadas en el hecho. Todo ello ha sido resultado de un trabajo articulado entre ese investigador en asocio con el Cuerpo Técnico de Investigación, el Gaula del Ejército Nacional y la Policía, quienes se encargaron de dar con las capturas.

De manera extraoficial, este medio de comunicación conoció que, al parecer, el plan inicial de los autores del crimen del ganadero era secuestrarlo para obtener una recompensa por parte de sus familiares y posteriormente asesinarlo; pero en vista de la comunicación que este hizo el día de su muerte con su madre para anunciarle el robo de ganado, se vieron obligados a adelantarlo todo.

“Cuando él llama a la mamá, Jackson se pone en comunicación con su primo (Ladimir) que llega después a la finca caminando con otra persona. Por lo que sabemos, ‘el Ñato’ trabajaba como capataz en una finca vecina a Filadelfia y también participaba en el robo de las reses, pero no sabemos si se dedicaba al sicariato. Incluso nos ha llegado información de que al parecer, uno de ellos también está implicado en la muerte de un capataz de la finca que fue asesinado hace algunos meses, también por el robo de las reses”, informó un pariente del ‘Puro’ Ustáriz, que por seguridad prefirió reservar su identidad.