Diario del Cesar
Defiende la región

“Atentar contra la democracia en la región no puede pasar indiferente”

78

Durante el Consejo Permanente Extraordinario de la Organización de Estados Americanos, OEA, la vicepresidenta y canciller, Marta Lucía Ramírez destacó el compromiso que siempre ha tenido la organización por defender sus derechos y valores democráticos como pilares que garantizan la paz, la seguridad y el desarrollo del territorio.

“Es innegable que la democracia sigue siendo el sistema político más adecuado pues aporta elementos esenciales como la transparencia, el acceso a la información y la libertad de prensa, y permite que los ciudadanos tengan voz y voto, al brindar un espacio para contribuir a los procesos de toma de decisiones”, afirmó Ramírez durante la reunión.

También destacaron la conmemoración de los 20 años de la Carta Democrática que tiene el fin de promulgar, fortalecer y promover los principios, iniciativas e ideales culturales y democráticos de los Estados de las Américas.

Durante el evento que fue virtual la canciller afirmó que a raíz de la pandemia se han vivido momentos de incertidumbre en diversas áreas del país, como es el caso del desarrollo sostenible, el cambio climático, los desastres naturales, el incremento en la pobreza extrema, los retrasos en la educación, la salud y la vivienda.

“Hoy conmemoramos los 20 años de la Carta Democrática, cuyos principios y preceptos están más vigentes que nunca. Algo tenemos muy claro en Colombia: la democracia es esencial para garantizar la paz, seguridad y desarrollo de todos los países del continente”, expresó la vicepresidenta.

La vicepresidenta también resaltó el accionar de las diversas instituciones democráticas en Colombia que evitan este tipo de problemas, destacó que no se pueden confundir los regímenes autoritarios o populistas con regímenes democráticos, esto le aporta en gran tamaño a la defensa y respeto de los derechos humanos, la libertad de prensa, el ejercicio del poder sobre la base del estado de derecho, la voluntad popular, la transparencia y la separación de poderes.

“Los Estados miembros de la OEA han dejado el precedente fundamental de que atentar contra la democracia en la región no puede pasar indiferente. Al contrario, debe tener una reacción y un costo diplomático, político y económico significativo”, explicó Ramírez durante el evento.

En el encuentro participaron el embajador Harold Forsyth, el presidente del Consejo Permanente de la OEA, los cancilleres y representantes permanentes de los países miembros, el secretario General de la OEA, Luis Almagro y su homólogo Néstor Méndez.

BOGOTÁ (Colprensa)