Diario del Cesar
Defiende la región

Fiscalía acusó a sicario por crimen de docente

391

Ante la juez Primero Penal del Circuito con Funciones de Conocimientos de Valledupar, la Fiscalía acusó a Eladio Antonio Altamar Martínez,  por el crimen del docente Rafael Aroca Villalba.

En la audiencia de escrito de acusación celebrada ayer  en el complejo judicial de Valledupar, la togada indicó que para el día de hechos, la víctima llevaba en sus pertenencias ocho millones de pesos que, al parecer, serían consignados a su hija para el pago del semestre de la universidad cuando fue sorprendido por el procesado y en compañía de otro sujeto, quienes lo despojaron del dinero y luego le arrebataron la vida de varios impactos con arma de fuego.  El homicidio sucedió el 25 de junio de 2016 en el municipio de El Copey.

Agentes de la Seccional de Investigación Criminal (Sijín) en coordinación con la Fiscalía General de la Nación, tras labores de inteligencia, dieron con la captura de uno del antes mencionado y según las indagaciones adelantadas, sería el cabecilla de una red de sicarios con injerencia en los departamentos de La Guajira y Cesar.

La aprehensión se registró de Altamar se produjo en la finca Los Campanos ubicada en la vereda Los Almendros, jurisdicción de Fundación (Magdalena) a quien se le halló en su poder un arma de fuego tipo pistola calibre 9 milímetro.

Las autoridades le imputaron los delitos de homicidio agravado y fabricación, tráfico o porte de arma de fuego o municiones, en investigación adelantada por la Fiscalía 28 local de Bosconia, la cual ordenó privarlo de la libertad en un centro carcelario de Valledupar.

 “Hay elementos materiales probatorios como testimonios, informe de investigador de campo, exámenes de Medicina Legal. Los artículos que fueron incautados estaban en una vivienda, enterrados en el suelo”, dijo el acusador.

El acusado además de ser señalado como cabecilla de una red de sicarios, presuntamente es un actor reincidente criminal que pese a estar huyendo de las autoridades desde la jurisdicción donde fue capturado, al parecer, ordenaba y planificaba la comisión de homicidios en algunos municipios de La Guajira, en esta plena identificación se encuentra en la base de datos de la Policía Nacional que este sujeto tiene anotaciones por hurto en el año 2008, tráfico y porte de armas de fuego en el año 2014 en la región del Magdalena.